15 de Ago de 2022

Más Deportes

El mal cálculo de Miguel Sanchiz

No tengo duda de esa profunda pasión y amor del Ing. Miguel Sánchez por el baloncesto, al extremo de que cuando se hace referencia a la ...

No tengo duda de esa profunda pasión y amor del Ing. Miguel Sánchez por el baloncesto, al extremo de que cuando se hace referencia a la Federación de Baloncesto, solo se escucha un solo nombre, el de Sanchíz, que lo reafirma al decir que costea esto y el otro de su propio bolsillo. Esto quizás lo ha hecho olvidar que debe ser un cuerpo colegiado, al extremo de que su ego lo hace creer que su punto de vista es infalible, y se ofusca con cualquier opinión contraria, e inclusive saca a relucer su currículo escolar, y su éxito como empresario, que no lo dudo, pero sin considerar que una cosa es el éxito en su profesión, y otra es en el deporte. En mi escrito del 16 de agosto 2009, di a conocer que la traida a Panamá del técnico puertorriqueño David Rosario, para dirigir el combinado local en el Torneo “CA” de Baloncesto en Cancún, México, era sospechoso, y al investigar descubrí que tenía una agenda oculta, ya que como miembro de FIBA América, se enteró que Cuba que clasificó para el torneo de Las Américas, en Puerto Rico, del 26 de Ago. al 6 de Sep. que otorgaba 4 boletos para el “CM”, Turquía 2010, declinó su participación, y que pese a que Panamá no había clasificado, y como Sanchíz es la voz de mando de la Fepaba, aceptó sin analizar que no contaba con un equipo para clasificar.

Al parecer, sufrió de una amnesia momentánea, y se le olvidó de los problemas de todo índole con los mismos canasteros, especialmente el monetario, para el CM Japón 2006,donde ocupó la casilla N° 21, y que esto no estaba programado, y que se le presentaría los mismos obstáculos. Su ego de decir “he participado en 5 torneos mundiales”, no le permitió actuar con la misma responsabilidad de Ruperto Herrera, pres. de la FedeBasket de Cuba, de declinar porque además del problema de deserción de un par de canasteros, no contaba con un equipo del nivel de Pto. Rico, Argentina, Brasil etc., para clasificar. Un buen dirigente deportivo para alcanzar el éxito, debe poseer estas cuatro cualidades: 1), Escuchar cortésmente, 2), Responder sabiamente, 3), Ponderar prudentemente, y 4), Decidir imparcialmente. Quizás la falta de estas cualidades, le da la apariencia de un dirigente de baloncesto de “chequera”, que ignora el fomento de su deporte, y se maneja con su “buscador de talento”, Guillermo Nurse, que identifica atletas no importa que no hablan el idioma español, con tal de calificar como panameño conforme la Constitución, y son reclutados para integrar la supuesta selección, que por su poca práctica, siempre ignoran que el baloncesto es un deporte de conjunto y no de ESTRELLAS individuales. Pareciera que todo lo quiere resolver con dinero.

Quizás Sanchíz se siente realizado porque ganó dos desafíos, pero la realidad es que los números indican que la actuación de Panamá en Puerto Rico, fue triste. Sustento: Fue el único equipo a quien le anotaron 100 puntos, ( jueves 27 de Ago. frente a Rep. Dominicana). También fue al que le anotaron más puntos en Á¼ de final, 97 a 65 el jueves 3 de Sep., frente a Canadá. Fue una derrota por 37 puntos de diferencia. Frente a Pto. Rico, el martes 1 de Sep. cayeron por diferencia de 28 puntos, (79-51). Frente a Argentina fue por 25 puntos, (80-55), y contra Brasil perdieron por 20 puntos, o sea, 84-64. Una prueba de que todo fue una improvisación, fue la declaración del técnico David Rosario, al periodista Carlos González del Diario Primera Hora de Puerto Rico, el 2 de Sep, dijo: “Leonardo Pomares quien fue una pieza clara para el conjunto, simplemente dejó el equipo, estaba en el hotel, pero el otro dia no estaba con nosotros, simplemente tomó un avión y se fue”. Es evidente que Sanchíz no puede suspender a nadie, si aceptó asistir a un certamen donde no estaba clasificado, y no contaba con los recursos. Urge un programa de detección de talentos.