Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Más Deportes

Un campeón de media temporada

PANAMÁ. En el Gran Premio de Brasil, Jenson Button se coronó como el 31º piloto en ganar el campeonato de Fórmula Uno, en su edición nú...

PANAMÁ. En el Gran Premio de Brasil, Jenson Button se coronó como el 31º piloto en ganar el campeonato de Fórmula Uno, en su edición número 60.

Además, la escudería Brawn GP se quedó con el campeonato de constructores, hecho inédito para un equipo que debutó este mismo año.

En la primera parte de la temporada, no eran las poderosas Ferrari ni McLaren las que dominaban el asfalto en las carreras, sino que la debutante Brawn GP arrasó con las primeras siete carreras, de las cuales tres fueron con el sello perfecto: el “1-2”.

De estas siete históricas victorias para el equipo de Ross Brawn, ex director técnico de Ferrari entre 1997 y 2006, seis fueron para el inglés; el brasileño Rubens Barrichello, como ha sido una constante en su carrera, fue fiel acompañante de Button y aportó sus puntos para el título de Brawn GP.

Sin patrocinador ni desorbintantes cantidades de dinero extra por publicidad, la nueva escudería se fue haciendo grande con inteligencia y el conocimiento Ross Brawn.

Mientras los gigantes de la categoría aún se amoldaban a las nuevas reglas que impuso la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el experiente Ross Brawn le sacó una vuelta a las demás escuderías antes de comenzar la temporada.

Desde el inicio de campeonato, los monoplazas de suequipo contaron con unos controvertidos difusores que la FIA ratificó como legales el 16 de abril de 2009, con los que se estima que la ganancia por vuelta es de medio segundo. Bingo.

En cuatro meses, Brawn GP y Jenson Button se alejaron del pelotón.

RUBINHO TAMBIÉN EXISTE

Barrichello cuenta con dos récords en la Fórmula Uno que no deben ser pasados por alto: es el piloto con más Grandes Premios disputados y el de haber sumado 600 puntos en la categoría.

Pero el récord que más le debe pesar al brasileño es el de que en 16 años en competencia, nunca pudo coronarse campeón.

Sin embargo, el eterno número dos, siempre aporta su granito de arena para la obtención del campeonato de constructores en cada escudería que está, lo hizo con Ferrari acompañando a Schumacher y ahora con Button y Brawn.

EL QUE RÍE PRIMERO, RÍE MEJOR

Con las seis victorias y un tercer lugar en las primeras siete carreras, dentro de su evidente irregularidad en el campeonato, el inglés mostró cierta regularidad en los últimos circuitos, sumando los puntos justos y necesarios.

Usando la cabeza y sin perder la calma, Button no hizo más que finalizar cada carrera entre los puestos de puntos; ya sean diez o uno, todo suma.

En los últimos nueve Grandes Premios, el nuevo campeón de la glamorosa y golpeada categoría, sólo una vez no vio la bandera a cuadros. Lo cual resalta la prolijidad en el manejo del inglés.

En el rápido y apasionante circuito de Spa-Francorchamps se retiró al quedar involucrado en un despiste múltiple.

Sumando 28 puntos de los últimos 90 disponibles, Button dio a Gran Bretaña títulos consecutivos en F1 por primera vez desde que Graham Hill ganó en 1968 y Jackie Stewart en 1969. Lewis Hamilton ganó el año pasado para McLaren.