Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Más Deportes

McLaren, con sangre de campeones

PANAMÁ. Las emociones del año no cuentan; el júbilo y los abrazos efusivos al ganar el campeonato se olvidan rápidamente y las amistades...

PANAMÁ. Las emociones del año no cuentan; el júbilo y los abrazos efusivos al ganar el campeonato se olvidan rápidamente y las amistades duran una temporada.

El miércoles pasado, el flamante campeón de la Fórmula Uno del 2009, Jenson Button, firmó con McLaren “por varios años”, según manifestó la escudería inglesa.

De esta manera, el equipo que no gana un campeonato desde 1998, tendrá a dos pilotos ingleses en sus bólidos MP4-25 en la temporada 2010 y que, casualmente, son los últimos dos campeones de la categoría.

El motivo de la desvinculación de Button con la debutante Brawn GP, fue simplemente, según el campeón, por querer vivir nuevos retos dentro de la máxima categoría. “Aunque gané el campeonato mundial con Brawn GP el año pasado, nunca olvidaré que siempre fui claro en que quería seguir fijándome nuevos retos”, explicó el inglés de 29 años.

Es así que McLaren ya se aseguró una alineación 100% inglesa para el 2010, de la mano de los últimos dos reyes de la -venida a menos- glamorosa categoría.

MÁS INGLESA QUE NUNCA

Una preocupante sequía de 11 años sin poder coronarse campeón, llevó a que McLaren deposite su confianza en otro piloto de sangre inglesa, y que goza de ser el mejor, a pesar de haber tenido una irregular temporada.

Jenson Button, quien tuvo una pésima temporada 2008 al sumar tan sólo 3 puntos al bordo de su Honda, y Brawn GP, debutante en la categoría, comenzaron el año sorprendiendo a todos y tomando una ventaja que al final sería decisiva.

Desde que las primeras luces verdes del calendario se apagaron, hasta la bandera a cuadros del Gran Premio de Turquía, el séptimo del año, Button estuvo siempre en el podio, seis en el lugar de privilegio y solo una vez en el tercer escalón.

Después de eso, su carro pasó a ser un actor de reparto en la telenovela de los fines de semana, condimentada por recortes salariales y presupuestales, renuncias de equipos y escándalos mediáticos.

En las siguientes diez carreras, el experimentado piloto que debutó en el 2000 con Williams, pareciera que se dedicó a pasear por los circuitos, conciente que gran parte del trabajo estaba hecho. Se subió dos veces al podio, y totalizó 34 puntos de 70 posibles.

Finalmente se consagró campeón en el Gran Premio de Brasil con una carrera de anticipación.

EL CAMPEÓN MÁS JOVEN

Lewis Hamilton demostró desde su debut en el 2007 a bordo de un McLaren-Mercedes, que los motivos por los que la escudería inglesa le hizo un contrato a sus 12 años no eran en vano.

Con apenas 23 años, fue el segundo piloto de color en competir en la Fórmula Uno, después de que el indú Narain Karthikeyan lo hiciera en el 2005 con el equipo Jordan.

Como si fuera poco, en su temporada de debut perdió el campeonato en un final que quedó en la historia, donde él, junto con Kimi Räikkönen y Fernando Alonso luchaban por el título a falta de una carrera.

Finalmente sería el finlandés quien se quedaría con el trofeo al ganar el último Gran Premio, en Brasil, y aventajar a ambos por un punto.

Sin embargo, el 2008 sería el año de su consagración, nuevamente con un final de película y que dio lugar a ciertos rumores.

A diferencia de la campaña de Button este año, el joven inglés tuvo que trabajar hasta la última curva del año para coronarse campeón.

De las 18 carreras de la temporada, Hamilton ganó cinco y estuvo otras cinco en el podio.

Su rival de turno era el brasileño Felipe Massa, quien estiró la pelea por el título hasta la última carrera, que se disputó en su tierra, en el Gran Premio de Interlagos.

El local terminó ganando, pero una maniobra inesperada de Timo Glock en la última curva hizo que el inglés lo pasara y consiguiera el quinto lugar que necesitaba para ser campeón.

De la misma manera, Button consiguió su título este año al terminar en la quinta posición.

McLaren, totalmente indepndiente tras la compra de Brawn GP por parte de Mercedes, se perfila como el gran favorito para el 2010, con sangre totalmente inglesa y los dos últimos reyes de la categoría.