25 de Feb de 2020

Más Deportes

Metro vuelve a una final después de tres años

PANAMÁ. Luego de tres años de altibajos y con un equipo modesto en este 2010, Panamá Metro está de vuelta en una gran final del béisbol ...

PANAMÁ. Luego de tres años de altibajos y con un equipo modesto en este 2010, Panamá Metro está de vuelta en una gran final del béisbol juvenil, serie en donde independientemente de cual sea su rival (Bocas del Toro o Veraguas), los capitalinos tendrán la presión de ser favoritos, por primera vez en este campeonato.

La última vez que los capitalinos llegaron a una final fue en el 2007, también bajo la dirección de Luis Molina, pero ese año tropezaron con Chiriquí casi intratable que los despachó rápidamente en cinco enfrentamientos.

En el 2008, Metro ni se clasificó a la ronda de seis, a pesar de tener como técnico a Cristóbal “Toba” Girón, el piloto con más títulos (8) en la historia pelota criolla juvenil y en el 2009 solo pasaron hasta la fase de seis, comandados por el cubano Rubén Chiu.

SE RIERON DE PRONÓSTICOS Y HUNDIERON AL “CHITRITANIC”

En lo que era para muchos conocedores una final adelantada, Panamá Metro se burló de todos pronóstico que daban a Chiriquí como favorito y barrió a la tropa del “Valle de la Luna” en tres partidos en una de las dos llaves de semifinales.

Con esta conquista, la tropa capitalina enterró los deseos de Chiriquí de ganar su primer tetracameponato en 41 torneos de béisbol juvenil, luego coronarse campeón en 2007, 2008 y 2009.

Los metrillos se crecieron frente a unos chiricanos irreconocibles, quienes no batearon, jugaron desastroso a la defensa y su bullpen bajó su rendimiento en comparación a las demás fases.

En los tres partidos de esta semifinal Chiriquí cometió 13 errores, siete de ellos en el segundo juego. La ofensiva conectó para un endeble.182 y su tiradores acumularon un porcentaje colectivo de carreras limpias de 3.86.

Panamá Metro, por su lado, solo pecó en tres ocasiones, bateó colectivamente para.310 y su pitcheo registró efectividad de 3.00

MOLINA, POR EL DESQUITE

Tras ser el técnico de los metropolitanos en 2007, cuando cayeron en la final ante Chiriquí, Luis Molina tendrá ahora su segunda oportunidad para coronarse campeón como piloto con los capitalinos.

Molina ya ha sido monarca con la camiseta capitalina en la categoría juvenil a mediados de los 90, como campocorto y con el equipo mayor en la campaña del 2001, siendo defensor de la esquina caliente.

“PARA CELEBRAR TODAVÍA HAY QUE GANAR LA FINAL”

Luego de pasar sus escobas sobre Chiriquí, Luis Molina aseguró que para celebrar de verdad todavía hay que ganar la final, ya se ante Bocas del Toro o Veraguas.

“Cualquiera que sea el que nos acompañe será un gran rival, vamos a jugar partido a partido”, recalcó Molina.