14 de Ago de 2022

Más Deportes

Kubel y Twins frenan a Mariano y a los Yankees

PANAMÁ. Como bien dice el refrán: “en la puerta del horno se quema el pan”, pues eso fue lo que le pasó ayer domingo a los Yankees de Nu...

PANAMÁ. Como bien dice el refrán: “en la puerta del horno se quema el pan”, pues eso fue lo que le pasó ayer domingo a los Yankees de Nueva York, tropa que ya se aprestaba a celebrar su victoria 11 consecutiva en casa; sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos el rumbo del partido cambió drásticamente. Los mulos cayeron derrotados 6 por 3 ante los Twins de Minnesota.

Al comenzar el octavo episodio, los Yankees dominaban a los Twins 3 por 1 y enviaron al montículo al preparador Joba Chamberlain, quien no pudo hacer el trabajo al dejar las bases llenas con dos.

El piloto de los Yankees, Joe Girardi, retiró a Chamberlain y llamó a la lomita de los sufrimientos al panameño Mariano Rivera, que tampoco trajo nada en la bola.

A Rivera, quien este año no había permitido carreras, le tocó enfrentarse, con las almohadillas congestionadas, al siempre peligro Jim Thome, bateador que le sacó la base por bolas a Mariano y los Twins anotaron su segunda carrera y de “caballito”.

Los senderos seguían repletos de jugadores de Minnesota y llegó a batear Jason Kubel, quien le conectó un cuadrangular de cuatro carreras a “Mo”, para darle vuelta a la pizarra y poner al frente a los Twins, con un definitivo 6-3.

Con esa derrota, los Yankees estropearon una racha de 10 victorias en fila en su estadio el Yankee Stadium.

UN JONRÓN QUE ACABÓ CON LA PERFECCIÓN DEL “MO”

Ese cuetazo de Kubel no solo frenó a los Yankees, también estropeó el gran paso que tenía en esta temporada Rivera, tras 12 apariciones.

Rivera no había permitido carreras en 11 entradas completas y desperdició por primera vez en el año una oportunidad de salvamento, luego de siete rescates seguidos. Además, el veterano de 40 años tiró a la basura una racha de 51 encuentros convertidos en salvamento en casa.

Este cuadrangular con las bases llenas que le pegaron a Rivera fue apenas el cuarto en su carrera, de acuerdo con las estadísticas de STATS LLC.