Temas Especiales

25 de May de 2020

Más Deportes

Miami sale en busca de Carmelo Anthony

El replanteamiento del equipo tras la derrota ante San Antonio es la prioridad dentro de la organización. Allen y Battier al retiro

Miami sale en busca de Carmelo Anthony
Miami terminó con una gran decepción al perder ante el San Antonio Spurs.

La diferencia entre perder una serie con la frente en alto, y hacerlo por paliza es muy grande.

Y lo que le sucedió al Miami Heat ante los San Antonio Spurs muestra qué tan distintos fueron los planteamientos dentro de la cancha, y cómo un equipo pierde cierta perspectiva en el momento más importante.

El tridente de Miami le había dado dos campeonatos en línea; pero LeBron James, Chris Bosh y Dwyane Wade no encontraron respuestas para contener a un equipo que se armó para tomar venganza.

Después de tres humillantes derrotas y la pérdida del campeonato de la NBA, Miami busca las respuestas para tan dura experiencia.

Por ahora, un par de veteranos parecen dispuestos a dar paso al costado.

Ray Allen no funcionó desde la línea de los tres puntos, y con 38 años, ha dicho que aunque contempla sus opciones, el retiro parece el camino que tomará.

Shane Battier sí terminó su carrera el domingo último, y todo indica que la política será su próxima cancha de juegos.

Entre los dos, sus salarios llegan a 6.4 millones de dólares por temporada; poco dinero para atraer a una estrella como Carmelo Anthony, al que Miami le ha puesto los ojos para convertirse en un equipo ‘todo poderoso’.

La planilla de Miami podría resistir la incorporación de Anthony. Con los Knicks de Nueva York, cobró 21.3 millones de dólares en la pasada campaña.

El asunto gravita en si aceptará una propuesta multianual de Miami (que de seguro Pat Riley está dispuesto a hacer), y si Anthony pone alguna condición adicional. Si Miami consigue a Anthony, se convertirá de inmediato en un firme candidato a recuperar la corona perdida este año.

Aunque su aporte individual no le dio resultados a los de Nueva York, unirse con ‘los tres amigos’ convertiría a Anthony en miembro de uno de los equipos más sólidos para la próxima campaña. A eso es lo que juega ahora Miami, con los números en la mano y fuera de la cancha.