Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Más Deportes

Pedro Cordovéz, el atleta total y maestro del running nacional

Con 14 años en la disciplina del triatlón, este atleta de destaca por su peculiar forma de afrontar los entrenamientos y las competencias.

Coincidimos con Cordovez de madrugada en uno de sus entrenamientos de corrida. Puntual y metódico, no deja nada a la improvisación. Su pulsómetro para medir el ritmo cardiaco siempre lo acompaña, y mientras se concentra para iniciar su rutina, ajusta con precisión el nudo de las zapatillas.

PEDRO, ¿QUÉ HAS ENCONTRADO EN EL TRIATLÓN QUE NO TUVIERAN OTROS DEPORTES?

Realmente disfruto mucho de la variedad de entrenar distintas disciplinas. La bicicleta siempre fue mi pasión, pero con el pasar del tiempo, la natación se ha convertido probablemente en lo que más disfruto entrenar. En la piscina no hay el problema de los carros, es algo bien personal y no me desgasta tanto el cuerpo. La corrida, a pesar de que me duele y cansa para el resto del día, es probablemente el mejor ejercicio tiempo versus resultado. Lo que me hace no disfrutarlo tanto es la dificultad de encontrar buenos lugares para correr y no tener que dar mil vueltas para poder completar 20 kilómetros. Ahora estoy buscando mejores rutas para correr, y aunque requiere que me despierte más temprano, al final la satisfacción de una buena corrida es un ‘feeling' al que muy pocas cosas se le comparan.

EL PRÓXIMO 10 DE OCTUBRE ESTARÁS COMPITIENDO DE NUEVO EN EL CAMPEONATO DEL MUNDO IRONMAN EN HAWAII ¿CUÁNTAS VECES HAS ESTADO Y CÚAL ES TU MEJOR MARCA?

Este año será ya mi séptima participación, y mi mejor registro por ahora es de 9 horas 10 minutos.

¿CÓMO ENTRENAS LA MENTE PARA PODER ESTAR TANTAS HORAS CENTRADO EN UNA COMPETICIÓN?

Mi coach Ronan Pavoni me ha enseñado mucho sobre esto; una de las cosas que él me mencionó cuando comencé a entrenar es que no siempre es más productivo el entrenamiento en el que mejor te sientes, sino aquel que uno hace sintiéndose un poco cansado o que realmente cuesta completar, es el que más ayuda al final. También creo que la mente es muy poderosa, y hay que controlar los pensamientos negativos en las carreras; es muy fácil buscar excusas y sin darte cuenta uno se retira. Yo trato de mantenerme en el momento, olvidarme del reloj y solo concentrarme en respirar, poner la mente en blanco, y unos minutos después comienza todo de nuevo.

¿EN QUÉ PAÍSES HAS COMPETIDO POR EL MOMENTO?

El deporte me ha llevado a conocer muchos lugares, aparte de Hawaii. He competido en Francia, en el Ironman de Niza y el Maratón de Paris, también en Chile en el Ironman 70.3 de Pucon, cuatro veces en el Ironman de Florianopolis en Brazil, en el Ironman de Cozumel en México, en Puerto Rico y otras islas del Caribe, y en bastantes ciudades de Estados Unidos.

¿CON CUÁL DE TUS VICTORIAS TE QUEDARÍAS?

El triatlón extremo de Portobelo lo he ganado en tres ocasiones, y para mí sin duda alguna son las victorias más importantes. Además gané la categoría varias veces en el triatlón 70.3 de Santa Cruz, y una vez en el Ironman 70.3 de Puerto Rico. El 113K de Panamá lo gane en el 2014 y también fue muy especial.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN MARATÓN NORMAL DE UN MARATÓN DENTRO DE UN IRONMAN?

Maratones de modo aislado solo he hecho uno por ahora acompañando a mi esposa en París. Fue una experiencia muy linda, toda la preparación y correr por la ciudad. Me sentía extraño corriendo sin haber nadado y rodado en bicicleta antes, y es que el maratón es una distancia muy especial y que requiere de mucho respeto. En Ironman he hecho muchos maratones, y a pesar de ser la misma distancia, son diferentes en su estrategia y desgaste. En Ironman digamos que se sobrevive, y en un maratón siempre tienes que acelerar. Con sesiones de entrenamiento dobles.

¿CÓMO COMPAGINAS EL DEPORTE CON TU VIDA LABORAL Y FAMILIAR?

El trabajo tiene que estar relativamente en calma para poder dedicarle el tiempo que requiero a entrenar, trabajar y a mi familia, aunque no en ese orden. El apoyo de mi familia y en especial de mi esposa es fundamental. Cuando comencé en esto éramos solo ella y yo. Ahora somos cinco, y todos tenemos algo que hacer y adonde ir, así que es más difícil que me acompañen a todos mis eventos o participar en cuanta carrera hay. Ahora es todo más balanceado, son las mismas 24 horas, y bueno se hace lo que se puede. Por supuesto que hay mucho sacrificio pero menos que antes, ahor a el deporte de alta competición da paso a una competencia menos intensa donde el placer de culminar y sonreír supera la motivación de ganar y el sacrificio que eso requiere.

¿SIGUES ALGÚN RÉGIMEN ALIMENTICIO ESPECIAL?

Trato de comer saludable y de que hacer más ejercicio no sea la solución a mantener el peso, sino enfocarme en comer cosas buenas y sanas, especialmente hechas en casa.

¿QUÉ TRIATLÓN U OTRA PRUEBA QUE NO HAS HECHO TE GUSTARÍA COMPLETAR A FUTURO?

Soy un gran amante de la naturaleza, tengo vistas algunas carreras de Ultramaratón y una carrera de bici de montaña de 7 días en Colorado.