Temas Especiales

29 de May de 2020

Más Deportes

Las consecuencias de una mala decisión

La imagen pulcra y de ‘niña buena' que tenía la tenista rusa María Sharapova se fue por el piso

Las consecuencias de una mala decisión
El anuncio le ha producido pérdidas millonarias a la tenista rusa.

María Sharapova debe estar sumamente arrepentida de haber ingerido Mildronate.

La ex número uno del tenis mundial perdió contratos con importantes firmas tras dar positivo en un control antidopaje en el Abierto de Australia disputado en enero.

El fabricante estadounidense de equipamiento deportivo Nike fue el primero en anunciar la suspensión de sus vínculos con la tenista rusa.

‘Estamos tristes y sorprendidos por las noticias sobre Maria Sharapova', expresó Nike en un comunicado.

A la decisión de Nike, le siguieron la marca de relojes TAG Heuer y el constructor alemán de automóviles Porsche.

 ‘Cometí un gran error. Decepcioné a mis fans. Decepcioné a mi deporte'--
MARÍA SHARAPOVA,
TENISTA RUSA

TAG Heuer, que tenía contrato con la tenista hasta el pasado 31 de diciembre, anunció que ‘ha decidido no renovar su contrato con la señora Sharapova'.

Porsche, en tanto, dijo lamentar la noticia y anunció su decisión de ‘suspender las actividades previstas hasta que se conozcan informaciones más ampliadas, para que nos permita analizar la situación'.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

Toda esta debacle en patrocinios le significa una sustancial pérdida económica a la bella tenista, que todavía mantiene acuerdos vigentes con casas patrocinadoras de productos de exclusivo uso femenino.

Con apenas 28 años de edad, María Sharapova representaba el ideal de una mujer de éxito, tanto en lo deportivo como en lo económico.

La ex número uno mundial irrumpió en la escena internacional camino al título de Wimbledon en 2004.

Ganó el Abierto de Estados Unidos en 2006, el Abierto de Australia en 2008 y el Abierto de Francia en 2012 y 2014, todos Grand Slam.

Su ferocidad en la cancha, visión para los negocios y aspecto sensacional, se han combinado para hacer de ella una fuerza devastadora en comercialización y supervisora de proyectos de éxito, incluyendo su línea de caramelos ‘Sugarpova'.

Sharapova guarda en su vitrina 35 títulos individuales de la WTA y más de 36 millones de dólares en ganancias en su carrera.

Sus mayores ingresos, sin embargo, provienen de los productos que la patrocinan, siendo Nike y Porsche dos de los que más dinero le aportaban por este concepto.