Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Más Deportes

Militares brasileños van por sus medallas

Un total de 123 militares brasileños ya garantizaron su participación en el mayor evento deportivo del planeta.

Militares brasileños van por sus medallas
Bernardo de Sousa Oliveira buscará una presea olímpica en el tiro con arco.

Mientras unos 42 mil agentes de las Fuerzas Armadas de Brasil estarán en las calles para resguardar la seguridad en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, una centena de militares se volcará a la competición y a perseguir medallas.

‘Cada uno con sus funciones, pero todos estaremos representando a Brasil y a las Fuerzas Armadas', declaró a el sargento asimilado Bernardo de Sousa Oliveira, del equipo de tiro con arco y uno de los 123 militares brasileños que ya garantizaron su participación en el mayor evento deportivo del planeta.

A sus 23 años, el arquero nacido en Brasilia ya ha ganado algunas medallas en competiciones internacionales, aunque ninguna de ellas olímpica, una meta que reconoce que le queda lejos en los Juegos de Río de Janeiro, al menos en las competiciones individuales.

‘Sería feliz si pudiera quedar entre los 16 mejores', dijo el arquero, quien obtuvo cuatro oros, una plata y un bronce en los Juegos Suramericanos de Medellín en 2010 y una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015.

Aún así, no descarta que en la competición por equipos el sueño olímpico se anticipe y que, junto a otros tres militares, pueda llegar al podio en las competiciones de Río de Janeiro, frente a sus amigos, sus familiares y sus compañeros de las Fuerzas Armadas.

De Sousa Oliveira conoció la arquería a los once años en el Club del Ejército de Brasilia, que aún conserva como su principal centro de entrenamientos, y hace 18 meses ingresó en condición de asimilado a la Fuerza Aérea, en el marco de un plan del Ministerio de Defensa para fomentar el deporte de alta competencia.

Hasta ahora, cuando aún quedan posibilidades de que el número aumente, 460 deportistas brasileños han obtenido los índices para estar presentes en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y un 25 % de ellos son militares, sean de carrera o asimilados, como De Sousa Oliveira.

Un caso muy particular es el del equipo de judo, cuyos catorce miembros (siete mujeres y siete hombres) son militares de carrera o, como De Sousa Oliveira, tienen la condición de asimilados. En ese equipo, una de las principales figuras es Sara Menezes, sargenta de la Marina, una menuda atleta de 26 años, que mide 1,52 metros, pesa 48 kilos y en los Juegos de Londres 2012 se convirtió en la primera brasileña en colgarse un oro olímpico en judo.

Este año, ya ganó el Campeonato Panamericano y el Grand Prix, ambos celebrados en La Habana, y según las proyecciones del Comité Olímpico Brasileño (COB), la judoka tiene posibilidades de repetir esa actuación en los Juegos Olímpicos de Río.

Según dijeron fuentes del Ministerio de Defensa, además del judo, las ‘mayores apuestas' de medallas de los militares brasileños para los juegos que serán inaugurados el próximo 5 de agosto en el estadio Maracaná están en el propio judo y en los equipos de vela, natación, voleibol de playa y tiro deportivo.

En esas cinco disciplinas habrá una nutrida representación de militares brasileños, que también estarán presentes en algo más de la mitad de los deportes en los que participará el país anfitrión.

==========

COMPETIDORES DISCIPLINADOS

Habrá más de 100 militares que tomarán parte como atletas en los Juegos Olímpicos, representando a Brasil.

Un caso muy particular es el del equipo de judo de Brasil, cuyos catorce miembros (siete mujeres y siete hombres) son militares de carrera, o bien están en condición de ‘asimilados'.