Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Más Deportes

Revelan presupuesto para Juegos de Tokio

Los Juegos del 2020 costarán entre 1,6 y 1,8 billones de yenes (13.669 y 15.370 millones de dólares)

Revelan presupuesto para Juegos de Tokio
Trabajos de construcción del Estadio Nacional de Tokio para los Juegos 2020.

El comité organizador de Tokio 2020 anunció que el presupuesto para la celebración de sus Juegos Olímpicos será de entre 1,6 y 1,8 billones de yenes (13.090 y 14.720 millones de euros).

La organización de los próximos Juegos propuso reducir el presupuesto después de que un panel de expertos independiente concluyera que podría dispararse hasta los 3 billones de yenes (24.347 millones de euros).

También el Comité Olímpico Internacional (COI) pidió recortes y Tokio 2020 aceptó finalmente una mayor reducción presupuestaria.

DATOS RELEVANTES

Los trabajos de construcción de los coliseos esta en proceso

La organización de los próximos Juegos propuso reducir el presupuesto a petición de un panel de expertos.

El nuevo monto, filtrado el pasado domingo, fue presentado oficialmente ayer tras una reunión telemática a cuatro bandas entre el Comité Olímpico Internacional (COI), el comité organizador de Tokio 2020 y los gobiernos de Japón y de la prefectura de Tokio.

En el encuentro participaron el vicepresidente del COI, John Coates, que preside la comisión de coordinación de los Juegos; el director ejecutivo del organismo, Christophe Dubi; el presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori; la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike; y la ministra japonesa encargada de los Juegos Olímpicos, Tamayo Marukawa.

AHORRO EN EL PRESUPUESTO

Durante el encuentro realizado a través de videoconferencia, también se aprobó formalmente la construcción de un nuevo estadio de voleibol para los Juegos, el Ariake Arena.

En su intento de ahorrar dinero, los organizadores de Tokio 2020 han modificado hasta ahora más de un tercio de las sedes de las competiciones deportivas respecto al programa original.

Muchos de estos cambios suponen el traslado de pruebas que se iban a celebrar en nuevas sedes en la bahía de la capital hasta instalaciones ya existentes ubicadas en las afueras de Tokio y una revisión de los planes de construcción de nuevas instalaciones para Tokio, impulsada por la gobernadora de la metrópoli, Yuriko Koike.