Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Más Deportes

Panamá sede de JCC 2022. No lo quiso 3 países

En Barranquilla fue candidato único. Guatemala, Costa Rica y en especial Cuba, no querían la sede

En este espacio señalé que había un silencio casi sepulcral de la prensa deportiva escrita, radial, televisada, por Twitter, Whatsapp, etc., de hacer cuestionamientos al COP, Pandeportes, Alcaldía del Distrito Capital, sobre la falta de divulgación de todos los detalles de la solicitud de la Sede de los XXIV JCA y del Caribe del 2022, que se hace en forma automática cuando hay transparencia, era ignorar o confundir su misión de orientadores de la opinión pública. Más bien vimos una especie de rendición de culto a la personalidad, y divulgar casi a pie de la letra todo lo que salía de la boca del presidente del COP. En casi todas sus publicaciones había fotos de ‘Madurito' Amado.

Lean los diarios de hoy y verán la galería de fotos, compitiendo para ver quien se roba el ‘show', entre ‘Madurito' el Alcalde Blandón, Irving Saladino, elegido en forma ilegal, ‘Patacón' Ortega en la 2ª parte de su papel de ‘tránsfuga', que estrenó en el zafari navideño' de Iquique, Chile, sede de los III JB de Playa 2016, con el voleibol de playa, y que fue vetado el 30 de octubre 2016, para ser Tesorero del COP. Hubo cero análisis, informaciones y detalles importantes de lo que aconteció en la Asamblea de Odecabe el viernes 3 de octubre en Barranquilla, Colombia.

Preocupa que muchos colegas siguien ignorando que urge que adquieran cultura deportivo en cuanto al Movimiento Olímpico, para así puedan estar acorde con las palabras de ese gloria del periodismo, Carlos Solé Bosch que dijo: ‘El periodista que no le dice la verdad a sus lectores, jamás podrá saborear la credibilidad que es otorgada únicamente por los lectores'. Respecto a la sede a Panamá, era como diría Héctor Lavoe, en una de sus canciones, ‘Periódico de ayer, que ya nadie quería leer'. Guatemala, Costa Rica y Cuba, habían declinado ser sede de los XXIV JCC de 2022, lo que creó una desesperación en Héctor Cardona, presidente de la Odecabe de 31 países y sus directivos de lograr sedes para estos Juegos. La sede de los 24° JCC debió otorgarse el 31 de enero de 2016.

Explico. 18 de los 31 miembros, o sea, el 58% son de las Islas del Caribe que carecen de los recursos para ser anfitrión de estos Juegos que comenzó con 3 países, y para los 23° JCC de Barranquilla 2018, lo de la sede será aún más problemática, porque Odecabe aprobó agregar 7 Islas que ni siquiera tienen CONs, que subirá la membresía a 38 y 25 (66%), sin capacidad de ser sede de JCC. Los grandes problemas económicos que vienen confrontado muchos países, les ha obligado a concentrarse en las necesidades prioritarias de sus países. Lo que ha sido decepcionante, y me veo obligado a censurarlo con vehemencia, no el haber otorgado la sede de los XXIV JCC de 2022 a Panamá, sino la forma abierta que ha empujado a Héctor Cardona y sus directivos, a pisotear los Estatutos de la Odecabe, que debía ser el portaestandarte del buen ejemplo de transparencia en sus actuaciones.

¿Y por qué? Recuerdo que los JCA y del Caribe que dirige la Odecabe son los más antiguos del área. La idea surgió en México, a raíz de los VIII JO de 1924 en París, Francia, donde participaron 44 país, y solo 8 latinos, y del área Cuba, Haití y México, con el objetivo de mejorar el nivel deportivo del área. El primer presidente fue Julio Monagas, de Puerto Rico, y el General José de Jesús Clarke Flores, presidente de Odepa, presidente honorario. La poca transparencia exhibida por Héctor Cardona en el otorgamiento de la sede a Panamá, convirtiendo por su desesperación de tener a como dé lugar un país sede antes de finalizar su periodo actual en el 2019, los Estatutos de la Odecabe, en un papel desechable, al violar varios de los Puntos de los Artículos 40 y 41, de los Estatutos.

Más grave aún fue aprobar la estadía en Hoteles en vez de la Villa, sin importar la seguridad de los atletas. Abordaré esto en otro escrito. Las gráficas de periódicos, TV etc., reflejan que no había presencia a nivel de Ministro. Más bien parecía un concurso para ver quién robaba más cámara. ¿Cuánto le ha costado al erario esa sobre carga de gente bien ataviada y con buenos viáticos, a un ‘reality- show' de real y medio', donde ya se sabía el resultado.?

COCTEL DEPORTIVO