La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Más Deportes

Woods pudo haber muerto, señala fuente de la Policía

El golfista estaba casi sedado cuando fue arrestado en mayo

Tiger Woods no ha podido recuperar su forma de juego.

El golfista estadounidense Tiger Woods había consumido una mezcla ‘peligrosa' de un sedante para la ansiedad y el insomnio y un opioide cuando fue arrestado en mayo pasado en Júpiter (sur de Florida)

Woods, ganador de 14 títulos del Grand Slam del golf, y quien fue arrestado el pasado 29 de mayo cuando estaba dormido en el volante de su vehículo, tenía en su organismo una mezcla de dos medicinas recetadas que las autoridades federales de salud recomiendan no consumir juntas, informó el diario Palm Beach Post, citando fuentes policiales.

Además del fuerte analgésico Vicodin, el deportista había consumido Xanax, una droga para la ansiedad, informó el diario local citando fuentes policiales que habrían participado en la detención del jugador.

Woods había sido detenido por conducir supuestamente bajo la influencia de sustancias tóxicas, alcohol y marihuana (DIU, en inglés), lo que desmintió el jugador el mismo día del arresto.

‘Lo que ocurrió fue una reacción inesperada a unos medicamentos recetados. No me había dado cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tan fuertemente', señaló el golfista.

Woods dio un resultado negativo en las dos pruebas de alcoholemia que le realizaron ese mismo día.

El golfista, de 41 años, fue arrestado en la madrugada del 29 de mayo y puesto pocas horas después en libertad sin necesidad de fianza.

El día del arresto, Tiger Woods se disculpó públicamente de sus acciones y aseguró que el alcohol no tenía nada que ver con lo sucedido.