La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Más Deportes

Houston acaricia el título ante unos Warriors heridos

El sexto partido hoy en Oakland puede ser el decisivo en la Conferencia Oeste, si los Rockets se imponen a Golden State

James Harden (d) le está ganando la pulseada a Stephen Curry. Hoy podría terminar la serie en el Oeste.

Un trabajo de equipo y las dudas del contrario le permitieron a los Rockets de Houston colocarse a ley de un triunfo hoy ante los Warriors de Golden State, destronándolos de la Conferencia Oeste de la NBA.

Los Warriors extrañaron a Andre Iguodala, quien aún se recupera de una contusión en la pierna, luego de un duro encontronazo con James Harden en el tercer partido de la serie.

Houston superó 98-94 a Golden State, colocándose a un triunfo de destronar a los campeones de las últimas tres temporadas en el Oeste, llevando al equipo a su primera final de liga desde la temporada 1994-1995.

El técnico de los Rockets, Mike D'Antoni, planteó un encuentro donde su confianza en el trabajo del sexto hombre, Eric Gordon, resultó la clave del éxito.

D'Antoni solo usó siete jugadores en el partido: el cuadro titular, más Gordon y Gerald Green saliendo de la banca; una movida arriesgada por supone un duro desgaste del cuadro titular.

Gordon respondió con unos excelentes 36 minutos en cancha, produciendo 24 puntos, mientras que Green aportó nueve unidades, supliendo la baja anotación de Trevor Ariza (6 puntos), quien estuvo 42 minutos en cancha, multiplicándose con labores defensivas indispensables.

En contraparte, el técnico de los Warriors, Steve Kerr, echó mano de una banca que sin Iguodala, solo le aportó cuatro puntos el equipo.

La suma de minutos de los titulares también supuso un serio desgaste, pues Draymond Green estuvo 42 minutos en cancha; Kevin Durant (40 minutos), Stephen Curry (41 minutos) y Klay Thompson (43 minutos), una exigencia que puede pasarles factura con tan poco descanso.

Ahora los Rockets jugarán el sexto partido hoy sábado en el Oracle Arena de Oakland, el campo de los Warriors, y si fuese necesario el séptimo, la serie volvería al Toyota Center de Houston, donde el lunes se tendría que disputar el séptimo y decisivo encuentro.

Un triunfo de los Rockets hoy en el sexto partido dejaría fuera de la competición a los actuales campeones de la liga.

CON LAS UÑAS

A pesar de encontrarse en una posición tan favorable, los Rockets llegarán hoy a Oakland pendientes de que su armador Chris Paul esté en condiciones de jugar.

En el juego en Houston, Paul tuvo que abandonar la duela faltando 51 segundos de partido, luego de resentirse de la pantorrilla derecha, sobre la que cayó al desmarcarse en un lance fallido a la canasta.

La condición del jugador fue evaluada este viernes, pero no se determinó si podría alinear para el juego de hoy, lo que dejaría a los Rockets sin una de sus armas principales en ataque y defensa.

Aunque el técnico D'Antoni trató de quitarse presión con lo sucedido a Paul, no hay dudas de que siente en estos momentos una auténtica preocupación, pues el jugador está jugando adolorido del pie derecho en toda esta serie.

Mientras tanto, los Warriors esperan tener de vuelta a Iguodala para hoy, un jugador que haría una marcada diferencia, más si Paul no está en la duela.

LA SERIE EN SU PLENO APOGEO

El duelo entre Rockets y Warriors se ha puesto al rojo vivo,

3-2

tienen ventaja en estos momentos los Rockets, que hoy si ganan, podrían liquidar la serie.

3

temporadas consecutivas han sido campeones en el Oeste de la NBA los Warriors de Golden State; están buscando su cuarta corona consecutiva.

94-95

fue la última temporada en que los Houston Rockets ganaron la Conferencia del Oeste, y de paso, lograron el campeonato de la NBA.