Temas Especiales

08 de May de 2021

Más Deportes

Barranquilla, un buen sabor de boca para Panamá

Con tres medallas de oro, la delegación de atletas de Panamá cumple su mejor actuación en los últimos 20 años en los juegos Centroamericanos y del Caribe

Hoy viernes, Barranquilla despide los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, con la satisfacción de haber sido un buen anfitrión para las casi 10 mil personas que, entre atletas, delegados, entrenadores, dirigentes, invitados y periodistas, pasaron quince días (algunos más tiempo) involucradas en la competencia deportiva más importante de la región.

Han sido días en los que el deporte de Centroamérica y el Caribe estuvo en el foco del mundo. La respuesta de Barranquilla, tanto en lo deportivo como en el trato a los visitantes, no produce quejas.

PANAMÁ, BUEN TRABAJO

Una rápida mirada a la actuación de la delegación panameña en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 —sin contar las presentaciones de algunos atletas que compitieron este jueves: golf, lucha, esgrima por equipos, y atletismo— deja un buen sabor de boca al deporte panameño: con tres medallas de oro, es su mejor actuación en los últimos veinte años en los JCC.

Para hacer este paralelo, hay que remontarse hasta Maracaibo, Venezuela, en 1998. Ese año, Panamá se llevó tres medallas de oro, seis de plata y cuatro de bronce, sumando en total trece preseas.

Y si se ahonda más en esto, la actuación en Barranquilla 2018 de Panamá solo es superada por la delegación de 1970 cuando, siendo anfitrión, nuestro país obtuvo cinco medallas de oro, 17 de plata y 19 de bronce.

HISTÓRICOS

Sin entrar aún en las consideraciones técnicas de la participación panameña en Barranquilla 2018, lo que se aprecia a simple vista es un pedazo de la historia del deporte nacional profundamente establecida.

Edgar Crespo inició la cosecha dorada con medalla de oro en los 50 metros pecho y nuevo récord de los juegos.

El veterano tritón panameño demostró que el trabajo constante y la creencia en lo que se hace, rinde frutos y cierra voces de críticos que encuentran muy cómodo cuestionarlo.

Kristine Jiménez fue otra grata sorpresa, la joven yudoca capturó en un bravo combate la dorada en los 52 kilos.

Acto seguido, Miryam Roper hizo suyo el otro en los 57 kilos.

Es la primera vez que este deporte logra dos medallas de oro en la rama femenina para Panamá en la historia de esta justa regional.

DATOS PRELIMINARES

De las doce medallas de Panamá, sin contar lo sucedido este jueves, el 50% lo aportaron las damas, y el 66% de las medallas de oro fueron aportadas por nuestras atletas.

El boxeo femenino aportó por primera vez para Panamá en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe una medalla, con la de plata conseguida por Elisa Williams.

Además, el boxeo aportó dos medallas (plata y bronce), las primeras de este deporte en más de 40 años para Panamá.

Nuestros atletas dejaron dos marcas en estos juegos: Edgar Crespo, en los 50 metros pecho (27.56), y Alonso Edward, en los 200 metros planos (19.96).

Un dato adicional: con una delegación mucho menor a la que asistió a los juegos en Veracruz 2014, Panamá estuvo en siete finales directas por medallas, ganando tres de esas instancias decisivas.