La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Sep de 2019

Más Deportes

‘Barbie's Runner', una carreras solo para ellas

El evento celebrado recientemente reunió a múltiples generaciones de niñas, jóvenes y mujeres panameñas, que crecieron, y están creciendo con la muñeca que celebró 60 años de existencia

Desbordada de color, entre rosado y magia, amaneció Panamá la mañana del pasado domingo, debido a la carrera de Barbie que llegó en el marco de los festejos de los 60 años de la famosa muñeca.

En dicha carrera desfilaron niñas pequeñas con tutús abundantes en tul y brillantina, madres con bebés en cochecitos y padres orgullosos de portar la camiseta rosada con el nombre de la histórica muñeca de Mattel.

Algunos perros también estuvieron presentes en la carrera, quienes acompañaron a sus dueños vestidos al estilo de Barbie con el tipo de rosado encendido que incluso lleva su nombre.

El ambiente alegre y emocionado de algunos niños y niñas se avivó cuando llegaron a la meta y recibieron la medalla conmemorativa que en la parte de atrás motivaba: ‘Tú puedes ser Runner'. Y es que, ¿quién no creció junto a Barbie?

La muñeca del cabello largo, la sonrisa perfecta, la ropa ajustada hecha a la medida y los zapatos coloridos, siempre de la mano de las tendencias de la moda del momento, ha hecho soñar a generaciones desde hace 6 décadas.

La historia

Barbie fue lanzada en marzo de 1959 por Ruth Handler quién nueve años antes se dio cuenta de que su hija prefería muñecas menos infantiles, ya que en esa época no se fabricaban muñecas con características de mujer.

Barbie, que fue nombrada así en honor a la hija de Ruth, Bárbara, debutó por primera vez en la New York Toy Fair luciendo un bañador en blanco y negro a rayas como cebra, el cabello rubio con un peinado típico de los años 60, los labios rojos y tacones.

En su primer año de producción, se vendieron alrededor de 350 mil muñecas que en esa época se fabricaban en Japón.

Desde entonces, más de 200 profesiones han pasado por la vida de Barbie, desde azafata, maestra, astronauta, ingeniera, mesera hasta representar personalidades como Frida Kalho, los colores de Andy Warhol y luciendo vestidos diseñados por Carolina Herrera, entre otros.

Polémicas

Pero la icónica muñeca no ha escapado de la polémica y de los cambios que ha tenido el mundo los últimos 30 años.

Su creación también formó un estereotipo de belleza que delimitaba a las personas a una perfección inexistente y que influyó en el concepto de dicha belleza por muchos años.

Por tal motivo, las críticas escalaron su punto álgido en el año 2012, cuando las ventas de la muñeca disminuyeron un 20%.

Posteriormente, con la llegada de la película Frozen, Elsa, la protagonista del famoso largometraje animado de Disney, generó pérdidas a Mattel de hasta 500 millones de dólares; y aunque el cuerpo de Elsa es similar al de Barbie, con las medidas perfectas, el cabello rubio platinado y un vestido celeste escarchado con brillantes, la representación de la princesa es de una mujer independiente, fuerte y humana, que logró resolver sus problemas para encontrarse a ella misma y salvar a su hermana, por lo que dejó parada a Barbie en un plano superficial.

Nuevo look

La respuesta que la compañía tuvo a este respecto fue el de la reinvención. Así lo mostró una portada de la revista Time en 2016 en cuyo titular se leía: ‘¿Podemos ahora dejar de hablar de mi cuerpo?'

Y mostraba el perfil de la muñeca con un abdomen abultado más parecido al de una mujer en la realidad.

La cadena de noticias CNN también destacó: ‘Las mujeres y las niñas no vienen en una misma forma y ahora Barbie tampoco la tendrá', porque a la Barbie de la figura original, le sumaron aquellas más altas, curvilíneas, voluptuosas e inclusive las petite.

La empresa también agregó a su catálogo siete tonos de piel, 22 tipos de colores de ojos y 24 cortes y estilos de cabello, siendo en palabras de la vocera de la compañía en aquel año, Michelle Chidoni: ‘El cambio más dramático que alguna vez hicieron en la historia de la empresa'.

Y es que, a pesar de sus desaciertos, como fue el caso de la primera Barbie embarazada que causó mucha polémica e incluso asco en su momento.

La Barbie con sobrepeso, que recibió muchas críticas por fomentar malos hábitos alimenticios o Becky, la Barbie en silla de ruedas que no cabía en la casa, ni en el estilo de vida de Barbie y tuvo que se retirada del mercado, en estos 60 años, Barbie ha pasado de ser repartidora de Pizza en patines hasta esposa trofeo.

La muñeca, hoy

En la actualidad, el ícono estadounidense vende 58 millones de muñecas en el mundo y se quiere separar del estereotipo de Barbie superficial californiana, que se percibe como floja y poco interesante, en una era de empoderamiento femenino, aceptación personal y cambios en pro de la inclusión y la diversidad.

Por ello, este año, la famosa fábrica lanzó la colección ‘Sheroes' inspirada en un grupo de 20 mujeres destacadas en todo el mundo que se han dado a conocer en diversos campos como arte, educación, deporte, danza y gastronomía.

Como la campeona alemana Kristina Vogel, la tenista Naomi Osaka, la gimnasta Dipa Karmakar, entre otras. Barbie también ha ganado mucho terreno en redes sociales generando historias originales que se pueden ver en plataformas como Netflix, Amazon y en sus canales de Youtube y Facebook en donde destacan el slogan: ‘Tú puedes ser lo que quieras ser'.

La carrera por los 60 años de edad cumplidos por la más antigua y conocida de las muñecas en el mundo cumplió en Panamá un momento especial, de recuerdos para las que hoy son mujeres, y madres de familia, que legaron a sus hijas jóvenes y niñas el amor a un personaje que ha desafiado los tiempos, manteniéndose joven y estimulando la sana práctica del ejercicio físico y la diversión, para continuar con una vida saludable.