La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Más Deportes

Argentina fulmina a una Polonia impotente

El primer cuarto arrancó con juego en equipo rápido, inteligente y efectivo, sobre todo del lado argentino, que se mostró incomparablemente más sólido

Argentina fulmina a una Polonia impotente

La selección argentina de baloncesto masculino se hizo hoy con la primera plaza del Grupo I del mundial de China tras 'barrer' a la otra clasificada para cuartos de final del cuadro, Polonia, por 65-91 en un encuentro en el que los europeos nunca tuvieron opciones.

El primer cuarto arrancó con juego en equipo rápido, inteligente y efectivo, sobre todo del lado argentino, que se mostró incomparablemente más sólido.

Luis Scola hizo lo que quiso con la defensa polaca. Demostró que a sus 39 años sigue en plena forma y lo mismo repartió asistencias, que posteó, que penetró: fue el alma del equipo al comienzo del partido. Hasta lo intentó de tres, solo que sin el mismo éxito.

Polonia se tuvo que resignar al principio al juego exterior y a lejanos tiros de dos. Los pívots argentinos y, en general, la buena defensa del equipo dirigido por Sergio Hernández limitó las opciones de los polacos.

Los errores del cuadro europeo permitieron dieron alas a los sudamericanos, que acabaron el primer cuarto con seis puntos de renta: 14-20.

Argentina llegó a tener 11 de ventaja pasados solo unos segundos del segundo cuarto.

El seleccionador polaco, el estadounidense Mike Taylor, tuvo a bien frenar la racha argentina con un tiempo muerto, pero no acertaban sus chicos a encontrar el aro.

La albiceleste, mucho más experta en lides mundialistas (Polonia llevaba 52 años sin participar en el campeonato), manejó el ritmo del encuentro en todo momento.

Descolocaban la defensa polaca con dos pases, mareaban a sus marcadores, anotaban bien bajo el aro, bien de tres, robaban la bola, contratacaban, machacaban. Mientras los polacos se las veían y se las deseaban, los argentinos se divertían.

Los diez puntos de diferencia se instalaron en el marcador, y llegaron a ser hasta 17. Al descanso, 27-42.

Polonia entró más concentrada en la reanudación, más ágil, aunque no lo suficiente como para terminar de acercarse a los de Hernández.

Pasado el fogonazo inicial, los polacos se apagaron. Argentina, mientras tanto, seguía a su ritmo: en el minuto siete del tercer cuarto, el marcador era 37-60.

Ponitka se desesperó. La estrella polaca, acostumbrada a promediar 16 puntos, falló varias entradas a canasta que encestó con facilidad en otros encuentros previos. Terminó con cuatro puntos en su casillero.

Los sudamericanos hicieron con los europeos lo que les apeteció y fueron superiores en todos los aspectos del juego.

Tras clasificarse para cuartos de final con cuatro victorias seguidas, Polonia se vio, por primera vez, superada por completo: la diferencia al final del tercer cuarto era de 29 puntos: 41-70.

La dinámica no varió en el último periodo y la superioridad argentina en el rebote defensivo les permitió correr la cancha a placer.

Cuando Polonia se acercó (tímidamente, para colocarse a 23), Scola anotó el único tiro que le quedaba por convertir: un triple desde la esquina. El veterano baloncestista argentino cuajó un partido sin mácula con 21 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 3 robos.

El marcador reflejó al final lo que se había visto en la cancha: 65-91.

- Ficha técnica:

65 - Polonia (14+13+14+24): Hrycaniuk (2), Cel (6), Ponitka (4), Waczynski (6) y Slaughter (16) -equipo inicial-, Balcerowski (4), Sokolowski (9), Olekniczak (2), Laczynski (0), Gruszecki (11), Koszarek (0), Kulig (5)

91 - Argentina (20+22+28+21): Campazzo (7), Brussino (10), Garino (9), Scola (21) y Delía (12) -equipo inicial-, Laprovittola (7), Deck (9), Fjellerup (9), Caffaro (0), Gallizzi (0), Vildoza (3), Redivo (4).

Árbitros: Ademir Zurapovic, Matthew Myers y Jung Yu.

Incidencias: Partido del Grupo I correspondiente a la segunda jornada de la segunda ronda del mundial de baloncesto masculino de China, disputado en el Pabellón Internacional Deportivo y Cultural de Foshán ante unos 9.000 espectadores (más de media capacidad). Sin eliminados.