La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Más Deportes

Llega octubre, y con ello, el vistazo de la Odecabe

En mayo de este año, el organismo indicó que en el mes que comienza mañana se tiene que tener un reporte formal sobre los Juegos de 2022

Redactar una columna de opinión conlleva dos responsabilidades y dos compromisos importantes: quien la firma, se hace acreedor de la autenticidad de sus planteamientos y responsable de sus comentarios.

Tiene como compromisos el dar a conocer la verdad, sin deformaciones ni prejuicios, y el de entregar a quienes se toman el trabajo de leer sus planteamientos una visión certera de lo que es el objeto de su comentario.

Aprovecho esta ventana para dejar algunos puntos sobre lo que se avecina. El 1 de octubre, da principio una especie de “cuenta regresiva”, en la que quienes asumieron la responsabilidad de organizar los XXIV Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe del año 2022 en nuestro país trabajarán a marcha forzada para honrar un compromiso adquirido con la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe).

En mayo de este año, el presidente del organismo regional, Steve Stoute, estuvo en Panamá reuniéndose con los miembros del Comité Organizador de los Juegos 2022 (COPAN-2022), a quienes planteó la necesidad de que todo lo pertinente a la organización de estas competencias se encuentre “en proceso de avance pleno”.

Stoute no se fue muy contento de Panamá en ese momento. “En visitas anteriores nos hemos reunido con el director del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) y se hicieron muchas promesas, pero estas no han sido cumplidas”, señaló el dirigente.

Destacó, no obstante, su esperanza en que la nueva gestión gubernamental electa el 5 de mayo pasado, encabezada por Laurentino Cortizo Cohen haga valer la palabra empeñada por el país.

“Espero que el nuevo gobierno cumpla con estos compromisos y que cumpla con el presupuesto para los juegos”, apuntó Stoute.

Las primeras palabras del mandatario Cortizo Cohen respecto a los Juegos de 2022 fueron de gran optimismo y pleno interés de honrar el compromiso adquirido; sin embargo, dejó claras algunas cosas importantes previas a meterse de lleno con estas competencias.

“Esta nueva administración recibió “en panga”, básicamente en cero el compromiso para el 2022, pero nosotros hemos decidido decir que vamos de frente. Dos años para preparar a nuestros atletas no es suficiente, pero nuestros atletas tienen una cosa: ADN para enfrentar ese reto”, señaló el mandatario el pasado 28 de agosto.

Un par de semanas después, el Gobierno Nacional anunciaba una partida de $ 338,8 millones para atender los compromisos que generarán los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamá 2022.

Como parte de este compromiso, el Comité Olímpico de Panamá (COP) ofreció preparar al menos a unos 50 atletas para la competición, y se destaca la utilización de una “línea de crédito” proporcionada por el gobierno de Gran Bretaña, con la que se facilitará la inversión inmediata de $194 millones para construir siete nuevas infraestructuras, además de los gastos de organización, que suman $113 millones, junto con otros $31 millones para la preparación de los atletas.

Todo esto forma parte del informe que Panamá debe presentarle a la Odecabe, cuando celebre el próximo 31 de octubre en nuestro país su Asamblea General.

Después de presentar esta información que, aunque ya es conocida, no está de más repasarla al calor del tiempo que cada vez se hace más corto para todo lo que está pendiente en el plano organizativo y de construcciones relacionadas con los Juegos Panamá 2022, es imposible pensar que celebrar las competencias en nuestro país es una idea descabellada, y menos, que no se convertirá en una importante fuente de empleos en el sector de la construcción, principalmente.

No se contempla construir una villa. Tampoco la hubo en Veracruz, México, durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe que organizó esa ciudad mexicana en 2014. Lo más importante, aparte de ser un buen anfitrión, y de preparar una generación de atletas jóvenes que ya se está apreciando, es que haya en Panamá una actividad económica fluida, alrededor de lo que tiene que ver con los Juegos de 2022.

Quien no aprecie esto, sencillamente limita su entendimiento a destruir, sin un motivo que solo impulsa el egoísmo hacia el deporte y sus atletas en Panamá. Otro día les conversaré de otros asuntos deportivos; espero que sea pronto, cada vez que tenga el espacio disponible para que pueda conocerse lo que este Editor de Deportes tiene que decir.