Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Más Deportes

Más de 500 atletas de 30 a más de 90 años en el primer iberoamericano máster

La cita internacional se organizó en línea con otras similares que ya tienen más recorrido como el campeonato sudamericano y los Mundiales

En el campeonato coincidieron tanto atletas que en alguna ocasión han competido en su juventud en los Juegos Olímpicos como otros que han practicado el atletismo de manera amateur y se mantienen activos hasta edades avanzadas.EFE

El atletismo sin límite de edad se dio cita esta semana en el primer campeonato iberoamericano máster, que se celebró en Lima con más de 500 deportistas de 22 países, en su mayoría llegados a la capital peruana por sus propios medios.

La cita internacional se organizó en línea con otras similares que ya tienen más recorrido como el campeonato sudamericano y los Mundiales, que el año pasado se celebraron en Málaga (España).

El estadio de atletismo de la Villa Deportiva Nacional (Videna) de Lima, el mismo que hace apenas tres meses albergó los Juegos Panamericanos, sirvió esta vez para ver en acción a atletas que van desde los 30 años hasta más de los 90 años, como el colombiano Humberto Palomino, de 92, inscrito para los 5 kilómetros marcha.

En el campeonato coincidieron tanto atletas que en alguna ocasión han competido en su juventud en los Juegos Olímpicos como otros que han practicado el atletismo de manera amateur y se mantienen activos hasta edades avanzadas.

Ese es el caso por ejemplo de Antonio Alcalde, un peruano de 76 años capaz de correr los 100 metros planos en 15,3 segundos, apenas seis segundos por encima del histórico récord mundial marcado en esa disciplina por el jamaicano Usain Bolt.

Alcalde, que también corre los 200 y 400 metros, explicó a Efe que primero practicaba fútbol y a los 50 años se pasó al medio fondo, aunque por dos veces llegó a correr un maratón, pero una operación de meniscos le llevó a quedarse en la velocidad.

Representando a Ecuador estaba Antonieta Astudillo, una profesora jubilada de 67 años que participa en los lanzamientos de peso, disco, martillo y jabalina.

"Lo he hecho toda mi vida desde estudiante de colegio. Ahora me he dedicado un poco más después de haber trabajado 43 años de maestra. Siempre estamos participando y queremos seguir hasta que Dios nos dé vida y fuerzas", comentó a Efe Astudillo, cuarta en lanzamiento de disco de un kilo con una marca de 18,34 metros,

"Lo puedo lanzar a 20 o 21 metros, pero el círculo estaba resbaladizo y no arriesgamos", aclaró.

La ecuatoriana, cuyo hijo es el presidente de la asociación de atletas máster de Ecuador, lamentó que el Estado no les ayude para financiar sus viajes, algo que costean de su propio bolsillo porque les gusta competir y reencontrarse con los amigos de otros países.

Otra profesora presente en la competición fue la peruana María del Carmen Zabalaga, de 62 años, que pidió permiso en la escuela donde imparte clases para poder estar presente en el iberoamericano.

"Soy docente de educación física y he mantenido un grupo de maestras que practicamos deporte. Hemos mantenido esta disciplina en actividad. Con los años uno ha formado el hábito y lo tenemos ya inherente", relató Zabalaga, que participó en pruebas de velocidad.

Entre los atletas llegados desde Colombia estaba Arturo Torres, de 62 años, quien compitió en los 5.000 metros y presumía no solo de llevar más de 40 años sin comer carne sino de ser capaz de sostenerse con sus brazos, como demostró al público en mitad de la pista después de terminar la prueba.

"Yo entreno todos los días, llevo una vida disciplina", señaló a Efe Torres, pertenecientes una comunidad religiosa y naturista en el departamento colombiano de Santander.

Por su parte, el hispano-peruano Federico Sotomayor, de 62 años, que quedó segundo en la misma prueba de los 5.000 metros representando a España, indicó a Efe que el secreto para llegar en forma a su edad "es tener voluntad y seguir entrenando".

"Yo lo practico hace 12 años. A nivel local en Madrid he ganado en los 1.500, 5.000, 10.000 y medio maratón", comentó Sotomayor, quien lamentó que la organización hubiese eliminado el medio maratón de esta cita, lo que hizo que la mayoría de la delegación española desistiese de viajar hasta Lima.

En los 10 kilómetros marcha, con un tiempo de unos 50 minutos, estuvo el venezolano Aquiles Mendoza, de 52 años, quien contó a Efe que salió de su país en busca de oportunidades a bordo de una bicicleta.

En Bolivia se preparó durante ocho días para lograr la marca que le permitiese competir en este iberoamericano. "Para ser un atleta a esta edad tienes que tener corazón, fuerza de voluntad y pensar en tus seres queridos", apuntó.

Después de Lima, las próximas citas del atletismo máster se darán en Curicó (Chile) el próximo año y al siguiente se dará los Mundiales en Canadá.