24 de Feb de 2020

Más Deportes

Cuatrocientos nadadores se lanzan al gélido río Moldava en Praga

Más de 400 nadadores de siete países recorrieron en tres modalidades diferentes las aguas frías del río Moldava a su paso por Praga, en la 73 edición de la tradicional carrera "Alfred Nikodém"

Una mujer se dispone a bañarse en las frías aguas del río Moldava que atraviesa Praga (República Checa)
Una mujer se dispone a bañarse en las frías aguas del río Moldava que atraviesa Praga (República Checa)EFE

Más de 400 nadadores de siete países recorrieron en tres modalidades diferentes las aguas frías del río Moldava a su paso por Praga, en la 73 edición de la tradicional carrera "Alfred Nikodém".

Desde 1947 se celebra cada año -después del Día de Navidad- esta carrera, con nadadores de todas las edades, que compiten en tres distancias: 100, 300 y 750 metros.

El agua del Moldava estaba hoy a 5,6 grados centígrados, algo más del nivel de 4 grados para considerarse "agua helada", que pone a prueba la resistencia de los bañistas, en esta ocasión procedentes del país anfitrión, además de Eslovaquia, Polonia, Bélgica, Inglaterra, Rusia y Kazajistán.

La competición, uno de los principales hitos de la Copa Checa en Natación de Invierno, lleva el nombre de Alfred Nikodém (1864-1949) como homenaje al orfebre y deportista checo que nadó por primera vez en plena temporada fría en el río Moldava en 1923, y se celebró este jueves a una temperatura atmosférica de 4 grados.

La prueba se desarrolla entre dos islas, la Isla de los Eslavos y la Isla de los Tiradores, y a lo largo de todo el recorrido hay grupos de jueces preparados para actuar en caso de detectar hipotermia en los participantes.

Muchos de ellos son miembros del I. Club de natación de los curtidos, el de más solera -fue fundado en 1946- y con cerca de 220 miembros activos.

Sus socios practican este deporte de invierno al aire libre entre octubre y abril, además de por diversión, por razones prácticas.

"La mayoría de los que entrenan regularmente ya se han olvidado de los continuos resfriados y las anginas que antes padecían", explica en su web este club praguense.

"El tiempo que dedicas a entrenar en general lo recuperas con un menor incidencia de enfermedad", añade.

Muchos espectadores atónitos se apostaron en las barandillas de los puentes y a lo largo de la calle que escolta el río, para admirar a los nadadores, que por grupos fueron tomando contacto con el agua en la Isla de los Eslavos, en cuyo palacio de Zofin fueron entregados los premios al final de certamen.