La gimnasia istmeña busca salir del anonimato nacional

Actualizado
  • 04/07/2022 00:00
Creado
  • 04/07/2022 00:00
El mismo grupo viajará a Río de Janeiro a cumplir con el torneo panamericano juvenil y mayor
El equipo femenino panameño se abraza con su entrenador, tras obtener la medalla de bronce en la competencia general.

La competencia acaba de terminar, las luces del coliseo empiezan a apagarse, advirtiendo que es hora de recoger los instrumentos, regresar a casa y tomar un descanso.

Esto es lo que normalmente ocurriría tras una competición tan exigente como unos juegos regionales, donde la gimnasia istmeña acaba de cumplir una de las mejores faenas en su historia.

No obstante, fue apenas un pequeño paréntesis en su programación. Solo hubo tiempo para aliviar en algo las lesiones sufridas, corregir los errores y compartir un poco con la familia.

El mismo grupo viajará en siete días a Río de Janeiro a cumplir con el torneo panamericano juvenil y mayor, clasificatorio al mundial de Liverpool 2022 y a los Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2023.

Karla Navas durante su presentación en la viga de equilibrio, donde obtuvo presea de bronce.

La delegación la componen las medallistas de Valledupar, Hillary Heron, Karla Navas, Lucía Paulino, Valentina Brostella y Victoria Castro, así como las juveniles Lana Herrera y Tatiana Tapia.

Asimismo, Richard Atencio, Sebastián Sue y Joseph Putaturo.

La incursión, de casi 45 mil balboas, será sufragada casi en su totalidad por los padres de los deportistas, porque un viejo litigio les ha impedido recibir apoyo financiero del Instituto de Deportes.

Pero, no viajan solos. La línea aérea Copa ha aportado su grano de arena, al igual que el Comité Olímpico de Panamá (COP), principalmente con apoyo a algunos atletas y la asistencia de un sicólogo y un terapeuta.

Cincuenta años después

La gimnasia se constituyó en el rostro del deporte panameño en la primera semana de los Bolivarianos 2022, al lograr seis de las catorce medallas obtenidas por la delegación en Valledupar.

Las otras preseas se las repartieron el karate (una de plata y tres de bronce), el baloncesto masculino (plata), el judo (dos de bronce) y el ciclismo (bronce).

Hillary, de 18 años, obtuvo presea de plata en ejercicios de piso y sendos bronces en salto y en la general, en tanto que Karla (17) logró una de plata en salto y otra de bronce en viga de equilibrio.

Ambas en conjunto con Lucía, Valentina y Victoria, se anexaron otra de bronce en la clasificación general por equipo.

“Fue una preparación muy larga porque el año pasado tuve una lesión (…), pero tuvimos una excelente presentación con el equipo, por lo que estoy feliz y orgullosa”, precisó Karla.

En tanto que Hillary dijo que “el trabajo en equipo ha sido crucial y clave” para nuestra presentación.

En efecto, este deporte cumplió la mejor faena en su historia desde que Petra Checa, Xenia Moreno, Rosalía Robles, Zymira Rodríguez, Carolina Delgado y Aixa Amador lo hicieran en los Bolivarianos de 1970 (Venezuela) y 1973 (Panamá).

En esa ocasión, Petra logró tres de oro y una de plata, Xenia (una de oro y tres de plata), Rosalía (oro) y Zymira (plata) en Venezuela, mientras que Zymira obtenía una de oro, dos de plata y una de bronce; Aixa y Carolina (una de oro); y Xenia (oro, plata y dos de bronce) en Panamá.

Sin embargo, al igual que aconteció en esos años, cuando el presupuesto y las condiciones del deporte de las barras asimétricas y las anillas eran pobres, ahora no cuentan con apoyo del Gobierno y no tienen coliseos.

En 2018 fue derribado el gimnasio Miguel A. Rivas, en Clayton, el único que tenían para practicar, con la promesa de devolvérselos 'new' un año después, pero la construcción va para rato.

Un año antes corrieron la misma suerte los gimnasios de las provincias de Herrera y Veraguas, los cuales no tienen fechas de entrega a pesar de que ha pasado un lustro.

Trabajo heredado

“Lo que han hecho estas niñas es un trabajo que heredé, y que se ha llevado en base a lo que se hizo anteriormente. Todo forma parte de un trabajo”, señaló el presidente de la federación, Carlos Herrera.

Aseveró que el mejoramiento de la disciplina se inició cuando el deporte fue afiliado a la Confederación Suramericana, lo que permitió participar en sus diversas competencias y capacitar a técnicos y jueces.

Esto ayudó a mejorar el nivel competitivo de los atletas, que hoy no son los 'conejillos de indias' de Suramérica, como lo fue en un principio, sino verdaderos competidores en las diferentes categorías.

Actualmente se cuenta con seis jueces internacionales en la gimnasia artística y otro en la aeróbica.

“Se vino haciendo un trabajo, una preparación con atletas, jueces, y se ha ido logrando desarrollar todo, al punto que volvemos a ser tema en los Suramericanos, pero ahora porque se les hace la competencia”, dijo.

“Hillary participó en el mundial juvenil de Hungría en 2019 y se colocó de número once en salto, detrás de países como Japón, Estados Unidos e Italia, y no hubo ningún país suramericano por arriba de ella”, acotó.

Añadió que Heron y Navas estuvieron en 2021 en el Panamericano, donde en un principio en la prueba de salto ocuparon el tercer y quinto lugar, pero al ser descalificada la del segundo puesto, mejoraron sus ubicaciones.

Esfuerzo, sudor y lágrimas

Quizás sean las palabras adecuadas para describir el trabajo que ha tenido la gimnasia panameña a partir de 2018 cuando, además, dejaron de contar con el apoyo económico de Pandeportes.

La falta de una instalación donde entrenar dio al traste al principio con la planificación de la gimnasia, por lo que los clubes afectados buscaron un local donde preparar a sus atletas.

“En Panamá hay varios clubes privados que han hecho inversiones fuertes y realizado un buen trabajo e incluso, los clubes que estaban en el Miguel A. Rivas ahora están en el Altaplaza, luego de un convenio que se logró”, indicó Herrera.

Una de las academias que invirtió fue 'No Limits', donde entrena una parte del grupo que estuvo en Valledupar, y que tiene entre sus técnicos a los cubanos Carlos Gil y Yareimi Vásquez.

La juvenil Karla Navas sintetiza el trabajo de ambos. “Mi entrenador Carlos Gil es súper bueno y a Yareimi Vásquez se lo debo todo. Ellos han hecho un grandísimo trabajo con nosotras”.

Carlos Herrera reflexionó que mientras a ellos se les critica en Panamá, a pesar de las circunstancias, las atletas de Colombia, Perú y Chile tienen un gimnasio exclusivo para ellas, además de médicos, sicólogos y terapeutas a su disposición.

“Esto no lo pueden seguir subvencionando los padres, aunque al final nosotros tenemos que seguir el sueño de ellas y muchas, no te voy a decir que todas, van a lograr llegar a unos juegos olímpicos”, concluyó.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus