Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Economía

Onza del oro valdrá $2 mil

ESPAÑA. Las secuelas de la crisis financiera apuntan a una fuerte revalorización del oro, aunque las medidas puestas en marcha tengan é...

ESPAÑA. Las secuelas de la crisis financiera apuntan a una fuerte revalorización del oro, aunque las medidas puestas en marcha tengan éxito. Según los expertos de Citi, el metal precioso podría alcanzar los 2,000 dólares la onza en un plazo de dos años.

Las previsiones son optimistas a medio y largo plazo para los inversores que tengan posiciones en oro o para los que decidan entrar ahora, frente a la rentabilidad que les proporcionarían otros activos, ya sean renta fija o variable.

El metal, según un informe realizado por Citi, podría alcanzar los 2,000 dólares la onza en dos años. Esta semana se mantuvo en a 814 dólares, lo que supone un incremento del 14% respecto a hace cinco semanas, aunque queda lejos del máximo anual de 1,002 dólares del 14 de marzo.

Varias circunstancias impulsarían el metal amarillo a récords históricos, pero el temor a la falta de estabilidad y solvencia de otros activos es la que tendría más fuerza.

Para el banco estadounidense detrás de ese eventual comportamiento fuertemente alcista estaría la crisis económica mundial de dimensiones y calendarios desconocidos, así como el impacto del conjunto de medidas puestas en marcha por los Gobiernos de ambos lados del Atlántico para atajar el ‘crac’ financiero.

La tesis que sustenta Tom Fitzpatrick, estratega jefe de Citi, es que el tirón del oro va producirse tanto si los citados planes tienen el efecto que los ejecutivos esperan como si su eficacia es más lenta, limitada o muy escasa.

En el primer caso, el éxito de los programas conllevaría un nuevo repunte de la inflación, lo que favorecería al oro, que se convierte en un activo refugio en etapas inflacionistas.

En el segundo escenario, el metal precioso sería también un refugio, pero contra el miedo y las incertidumbres. Previsiblemente esas circunstancias irán acompañadas de un debilitamiento del dólar, que normalmente tiene un comportamiento contrario al oro.

Desde Deutsche Bank se destaca la fortaleza del oro, pese a los movimientos laterales registrados en el pasado mes y se espera que cierre el año con una tendencia alcista.

©PUBLICACIONES EL PAÍS