Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Economía

Se desploma el dólar

NUEVA YORK. El dólar se desplomó al mínimo en 13 años y medio contra el yen ayer, pues el fracaso del Senado estadounidense en acordar ...

NUEVA YORK. El dólar se desplomó al mínimo en 13 años y medio contra el yen ayer, pues el fracaso del Senado estadounidense en acordar un rescate de las vapuleadas automotrices del país redujo el apetito por el riesgo, acentuando la demanda de yenes.

Las conversaciones en Estados Unidos acera de un rescate de 14.000 millones de dólares para el golpeado sector colapsaron el jueves por la noche, exacerbando los temores a una recesión global y promoviendo un éxodo desde los activos riesgosos como las acciones y los mercados emergentes.

El dólar llegó a desplomarse a 88,1 yenes, de acuerdo con la plataforma electrónica EBS, pero luego reducía las bajas pues el quiebre del nivel de 90 yenes produjo especulaciones de que las autoridades japonesas podrían considerar una intervención para contener la fortaleza del yen.

Luego, el dólar recortaba algunas pérdidas contra el yen después de que la Casa Blanca dijera que podría acudir a parte de los fondos del rescate financiero de 700.000 millones de dólares para asistir al golpeado sector automotriz.

“El ambiente se ha tornado desafiante para el dólar, el colapso del acuerdo automotriz fue el gran factor”, dijo Shaun Osborne, estratega cambiario de TD Securities en Toronto.

“El apetito por el riesgo bajó y eso alentó al yen. Y quizá el dólar no luzca muy bien debido al bajo crecimiento de la economía de Estados Unidos y sus bajas tasas de interés. Quizá estamos al borde de una gran corriente de ventas de dólares”, agregó.

Los analistas decían que la demanda para salir de posiciones de riesgo seguía alta, lo que perjudicaba a las monedas de renta alta como los dólares de Australia y Nueva Zelanda frente al yen. “Los negocios por la aversión al riesgo son la fuerza más poderosa estos días y esto ha llevado a un desarme drástico del “carry trade” y repatriación de capitales hacia Japón”, dijo el economista Marco Annunziata.