05 de Dic de 2022

Economía

Crisis: cuestión de percepción

PANAMÁ. Aunque la crisis financiera global es una sola, la percepción sobre ella varía dependiendo del nivel académico, económico y de ...

PANAMÁ. Aunque la crisis financiera global es una sola, la percepción sobre ella varía dependiendo del nivel académico, económico y de género de cada individuo.

Las reacciones son diferentes según datos arrojados por el estudio “Pulso de la Crisis Financiera” de la Agencia de Publicidad MacCann Erickson realizado en varios países de América Latina, incluyendo a Panamá.

VARIOS PUNTOS DE VISTA

La crisis financiera es un hecho. Los países de la región y Panamá, aunque no escapa de esta realidad, la percepción en el consumidor depende de cuánta información internacional recibe de los medios de comunicación.

A mayor nivel académico, más es la preocupación y posiblemente este grupo reaccione con mayor rapidez. Por parte de las personas de baja escolaridad, su preocupación es de menor grado y más tardía.

“Posiblemente tenga que ver qué tanto estén expuestos a la información internacional”, explicó Josafat Solís, uno de los ejecutivos de la agencia, sobre por qué el nivel de escolaridad afecta en la percepción.

CLASE MEDIA SACRIFICADA

Según el estudio de percepción, la clase media es la que está más dispuesta a cambiar su estilo de vida en comparación con los estratos bajos y altos, que comparten el mismo sentido de recorte de gastos.

Esta tendencia, explicó Solís, se debe posiblemente a que la clase más baja “no tiene nada más que recortar”, mientras la clase alta tiene suficiente poder adquisitivo para mantener su gasto de consumo.

Sin embargo, la clase media, que tiene importante poder adquisitivo, también tiene más comprometido sus ingresos.

CUESTIÓN DE GÉNERO

Los hombres y mujeres no comparten los mismos conceptos de lo que se puede sacrificar y ¿qué tanto?.

El estudio revela que los gastos como la comunicación, aseo personal y belleza para las mujeres no está de igual proporción de importancia que en los hombres dentro del presupuesto familiar.

El presidente de la Asociación de Ejecutivos de Empresa (APEDE), Roberto Alfaro, señaló que todavía el consumo masivo no se ha visto mermado por la crisis en el período navideño, pero no descarta que a inicios de 2009, la situación empiece a cambiar.

Pero en el 2009 no todo empezará negativo, porque importantes ahorros en el costo de la energía y el combustible beneficiará al consumidor y empresas, adelanta Alfaro.