Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Economía

Cómo llegó Bernard Madoff a Panamá

PANAMÁ. En la década de los 90, el nombre Bernard Madoff no circulaba entre los inversionistas y empresarios nacionales, pero sí empezó...

PANAMÁ. En la década de los 90, el nombre Bernard Madoff no circulaba entre los inversionistas y empresarios nacionales, pero sí empezó a sonar la firma de fondos de inversión estadounidense Fairfield Sentry Ltd. , del Fairfield Greenwich Group, empresa liderada por el colombiano Andrés Piedrahita y una de las mayores inversionistas en los fondos de Bernard Madoff, considerado entonces el “gurú” de las inversiones.

La conexión entre capitales panameños y Madoff se realizó por varias vías, pero la principal fue Fairfield Sentry. El nombre Madoff constituía per se una firma de respaldo. Este financista hebreo norteamericano operaba en el corazón de Wall Street y había sido presidente de Nasdaq.

Un conocido empresario local, que invirtió fondos por cientos de miles de dólares en Fairfield, explicó bajo el anonimato, que Fairfield Sentry era un fondo, de $7.300 millones, que cumplía con todos los criterios de selección. Tenía más de 20 años de trayectoria, baja volatilidad y buen rendimiento, pero no excesivo como para despertar desconfianza. Ofrecía entre 7.5% y 8% de interés anual, tasa apetecible para cualquier inversionista.

Otros elementos que complementaban la reputación de la firma era que tenía auditores y custodios de renombre internacional, que respaldaban la confiabilidad de este fondo de inversión. Operaba además con reconocidos bancos internacionales y locales.

“Cualquier persona que investigara dónde poner su inversión, hubiera concluido que Fairfield Sentry era un fondo donde tenía sentido invertir”, afirmó la fuente.

Los agentes de Fairfield Sentry, que operaba en EEUU, llegaban a las casas de valores y los bancos de Panamá para vender su portafolio de inversión, diseñado por Madoff. Los montos mínimos eran muy altos. Por consiguiente, sólo quienes tenían un gran capital podían acceder al Fondo.

Muchos panameños adinerados optaron por confiar en un plan de inversión que lucía muy atractivo. Algunos ni siquiera sabían quién estaba detrás. La solidez de Fairfield parecía indiscutible.

Kingate Management, fondo estadounidense con $2.800 millones, fue otra de las firmas de inversión que vendió los Fondos de Madoff en el mercado panameño.

Un secreto a voces es que hay varios panameños entre las víctimas de la estafa de Madoff. Sin embargo, Roberto Brenes, gerente general de la Bolsa de Valores de Panamá, asegura que “ninguna de las casas de valores puede dar declaraciones y ofrecer la lista de sus clientes porque se expondrían automáticamente a demandas millonarias por violar la confidencialidad”. Brenes mencionó el Banco Disa y el Banco del Istmo, que en su momento tuvieron relación con Madoff, ambos desaparecidos del sistema bancario.

Los entrevistados coincidieron en que las reglas de juego cambiarán tras los escándalos de estafa en los mercados. “La ética va a empezar a jugar un papel importante y habrá indicadores para su medición”, concluyó el empresario que confió en Fairfield Sentry.