Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Economía

El crédito sigue ausente

La crisis financiera global que se inicio hace un año continua sin abatir y una economía como la nuestra, basada en el sector servicios,...

La crisis financiera global que se inicio hace un año continua sin abatir y una economía como la nuestra, basada en el sector servicios, no puede estar inmune al contagio de una crisis global. Sólo hay que observar lo que esta pasando en la construcción, tradicional sector lider (“lead factor”).

Los datos al final del año pasado indican un recalentamiento del sector. Se pronostica que sus efectos se harán sentir en el segundo semestre de este año con impacto negativo en la economía y aumento en el desempleo. Por otro lado, a medida que se reduzca el intercambio comercial global, se afectaran, sin dudas, las exportaciones y sectores como el Canal, la zona libres y el turismo. Ante este panorama, es prudente que empecemos a prepararnos para que no nos tome desprevenidos.

Tanto en Europa como en Estados Unidos, las autoridades hacen grandes esfuerzos para estimular a la economía y evitar que la recesión se convierta en depresión. Esencialmente se buscan dos rutas de solucion, una financiera y otra fiscal.

Las autoridades procuran estimular el crédito bancario, reconociendo que sin crédito no hay crecimiento. Han inyectando capital y liquidez a los bancos, reducido las tasas de interés, garantizado depósitos y en el caso del la Banca Central de los Estados Unidos (Fed), participando directamente en el mercado financiero abriendo a las empresas sus ventanillas anteriormente reservadas solo para bancos.

Además se han tomado medidas de salvataje a bancos y empresas claves con dificultades económicas. Todo para que los bancos empiecen de nuevo a prestar.

En Estados Unidos, el Fed ha bajado sus tasas de interes a niveles cercanos al cero (en algunos casos las tasas reales son negativas). El Tesoro americano ha introducido $350 millardos al sistema bancario y cuenta disponible igual suma. Aun así, los bancos se muestran reacios al ofrecimiento de crédito. El costo de dinero al publico aun continua alto.

¿A que se debe esta situación? Sencillamente a que los bancos han utilizado las inyecciones de liquidez en inversiones propias y pago de sus deudas, en vez del esperado crédito a sus clientelas. ¿Por que los bancos actúan así? Porque la desconfianza domina la situación. Existe alto grado de desconfianza entre los propios bancos y a suministrar créditos a las empresas y consumidores.

Los bancos desconfían de la real salud financiera de sus clientelas y aun mas critico, la de sus bancos corresponsales. Temen prestar para no generar mas prestamos malos que los que ya cargan en sus balances.

La renuencia de los bancos ha despertado interés en el Tesoro norteamericano ha reflotar la propuesta original del Secretario Paulson de utilizar la disponibilidad de fondos para la compra de los llamados “activos tóxicos” (“plomos” en buen panameño). Por ahora el publico general, sobretodo las autoridades y mercados financieros, están con altas expectativas y esperanza a los iniciativas del presidente Obama.

En el terreno local, vuelvo a recomendar que comencemos a elaborar planes estratégicos de como afrontar lo que evidentemente se nos avecina.