Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Economía

Augurio de un futuro incierto

PANAMÁ. Mientras la crisis económica mundial sigue avanzando, las estimaciones económicas elaboradas por organismos internacionales y e...

PANAMÁ. Mientras la crisis económica mundial sigue avanzando, las estimaciones económicas elaboradas por organismos internacionales y entidades financieras se ajustan constantemente hacia una tendencia negativa, en Panamá también se repite la misma situación.

El gerente de la empresa calificadora de riesgo Equilibrium, Ernesto Bazán, dijo que la semana pasada la firma modificó las expectativas del crecimiento económico para el 2009 del 6% al 5% y no descartó otro ajuste en el transcurso del año.

Bazán sostuvo que esta revisión se debió a que el impacto de la crisis global ya se está percibiendo en algunos sectores como la construcción y la Zona Libre de Colón. En su opinión, sin embargo, las peores noticias están reservadas para el 2010.

El experto considera que el próximo año será más difícil, puesto que en lo que va de 2009 hay un arrastre inicial del crecimiento debido al desarrollo de proyectos de años anteriores.

Las previsiones sobre el Producto Interno Bruto (PIB) están siendo revisadas por varias entidades, con resultados diferentes.

El ex viceministro de Economía, Domingo Latorraca adelantó que la tendencia indica un crecimiento de menos del 5% este año.

Para el analista financiero, Enrique Ho, aún si el PIB crece 2% en 2009, sería bueno tomando en cuenta la realidad económica mundial.

LO POSITIVO Y LO NEGATIVO

Aunque los pronósticos han sido variados, los expertos coinciden en que las ventajas que tiene Panamá para atenuar los efectos de la crisis son tener una economía abierta y diversificada, un sólido centro financiero, el dólar como moneda, y las inversiones privadas y públicas que están en ejecución. Sobre cuáles serían los detonantes que podrían acentuar la crisis, las fuentes resaltaron factores económicos y políticos.

En lo político, el director de política económica del Ministerio de Economía y Finanzas, Horacio Estribí, menciona la incertidumbre por las elecciones y la transición de gobierno; mientras Latorraca teme que el próximo gobierno adopte medidas populistas y de proteccionismo.

En lo económico, son preocupantes el déficit externo panameño, el más elevado de América Latina y uno de los más altos del mundo, y las restricciones bancarias.

Economistas y financistas coinciden, eso sí, en que todavía la crisis mundial no ha tocado fondo y mientras no se llegue a ese punto, seguirán apareciendo “cisnes negros” en el horizonte.