09 de Ago de 2022

Economía

Ventaja por la crisis

COLOMBIA. Hace un par de semanas, la acción del Citigroup cayó por debajo de un dólar en la Bolsa de Nueva York. Nadie, ni en el peor ...

COLOMBIA. Hace un par de semanas, la acción del Citigroup cayó por debajo de un dólar en la Bolsa de Nueva York. Nadie, ni en el peor de los sueños, habría imaginado que el coloso de la banca estadounidense pudiera perder en año y medio más del 90% de su valor.

La semana pasada la acción se cotizó en promedio a tres dólares, un precio todavía increíblemente bajo para el que ha sido un ícono de la economía estadounidense.

¡Quién lo creyera! Hace dos años, en el mercado financiero colombiano e internacional se llegó a rumorar que el Citigroup estaba interesado en adquirir a Bancolombia, el mayor banco del país.

No sonaba para nada extraño. Según el valor en bolsa, entre los dos bancos mediaba una distancia del cielo a la tierra.

En junio de 2007 el Citigroup valía en bolsa 255.000 millones de dólares, más de 70 veces el Bancolombia.

Pero las cosas hoy son a otro precio. El desplome del Citigroup ha sido tan grande que su valor se redujo a 14.000 millones de dólares, cuatro veces el Bancolombia, cuya capitalización bursátil (valor en bolsa) asciende a 3.500 millones de dólares.

Si hubiera querido, al multimillonario Warren Buffet le hubiera bastado con destinar los millones de dólares que reinvirtió el año pasado en comprar acciones de varias compañías (General Electric, Goldman Sachs y Constelación Energía) para quedarse con el control del Citigroup.

La magnitud de la pérdida de riqueza que ha dejado esta crisis no le cabe a nadie en la cabeza.

La firma de capital de riesgo Blackstone Group, estima que tan sólo el desplome bursátil se ha cobrado ya 11 billones de dólares en Estados Unidos.

Varias de las más emblemáticas compañías estadounidenses tienen precios irrisorios en la bolsa. Casi la mitad de las acciones en Wall Street se negocian por debajo de cinco dólares.

Incluso, algunos valen menos que empresas colombianas. Hoy, General Motors se encuentra por debajo de compañías colombianas como Argos o el Grupo Nacional de Chocolates, entre muchas otras.