Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Economía

¿Seguirán los precios topes?

PANAMÁ. ¿Continuarán vigentes los precios topes de los combustibles después del primero de julio con la llegada del nuevo gobierno?.

PANAMÁ. ¿Continuarán vigentes los precios topes de los combustibles después del primero de julio con la llegada del nuevo gobierno?.

Esta es la pregunta que se hacen los consumidores panameños en medio del período de transición, mientras el gobierno electo no ha definido aún la estrategia que seguirá en materia de hidrocarburos.

El ministro designado de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez, dijo a La Estrella —aunque un poco receloso a profundizar sobre el tema— que el presidente electo, Ricardo Martinelli, “aún no ha tomado una decisión sobre si se continuará o no implementando los precios topes durante su gobierno”.

Henríquez agregó que incluso no se sabe si la Secretaría de Energía continuará dirigiéndose bajo la Ley 52 del 30 de julio de 2008 —que establece que esta entidad y la Dirección de Hidrocarburos tienen que funcionar bajo un mismo paraguas—, o si a partir de julio estará adscrita a un ministerio como el de la Presidencia.

El ministro designado de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, coincidió con Henríquez en que aún no se tiene claro si se va a continuar o no implementando los precios topes.

“Antes de tomar una decisión respecto a los precios topes del combustible, estamos analizando lo que vamos a heredar de este gobierno. Tampoco tenemos claro si vamos a continuar administrando la entidad bajo Ley 52 que está vigente actualmente o si habrá cambios. Por eso no puedo asegurar cómo se va a manejar la Secretaría de Hidrocarburos”, adelantó Papadimitriu.

Según el director nacional de Hidrocarburos, Wolfram González, los precios topes estarán vigentes hasta el 30 de junio. Y pese a que el panorama, después de esta fecha, no está muy claro, lo importante, dice el funcionario, no es si la Secretaría de Energía estará adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) o al Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), sino que “el gobierno entrante haga un sondeo para determinar la eficacia de los precios topes antes de quitarlos”.

Aunque González dijo desconocer quién será su sucesor y agregó que hasta el momento no ha sostenido ninguna reunión con el gobierno electo, esta fue la recomendación que le hizo a un mes y 15 días de dejar el cargo.

Los precios topes se implementaron el 9 de octubre de 2008, cuando la administración Torrijos tomó esta medida para paliar los costos de los combustibles que se dispararon drásticamente.

“El gobierno, para ayudar al consumidor panameño, tuvo que subsidiar los precios del combustible, pero mientras tanto no podía existir el libre mercado. La finalidad era regular las tarifas. Por eso se establecieron los precios topes, a pesar de que las petroleras han estado presionando para eliminar esta medida”, explicó el funcionario.

Pero el presidente del Comité de Hidrocarburos de la Cámara Americana de Comercio (Amcham), Francisco De Ycaza, rechaza tal presión y asegura que “las petroleras jamás han presionado para que se eliminaran los precios topes”.

De Yzaza explicó que los costos actuales del combustible en Panamá no se deben a los precios topes, sino al impacto de los precios internacionales.

“Por eso da igual que en el próximo gobierno se mantengan o no los precios topes”, dijo De Ycaza.

AUMENTA EL CONSUMO

Durante el primer trimestre de 2009, en Panamá se consumieron 27 millones de galones de diesel , 9.3 millones de galones de gasolina de 91 octanos y 5.1 millones de galones de gasolina de 95 octanos. Durante este mismo período el 65% del consumo nacional fue de diesel , el 25% de gasolina de 91 octanos y la de 95 octanos fue de 12%.

Es decir, las ventas de las gasolinas en el primer trimestre de 2009 aumentó un 5% en relación al mismo período en 2008.

Y en lo que va del año, los costos de las gasolinas aumentaron 9 veces (tomando en cuenta el período del 22 de mayo al 31) y registró una reducción en los precios solamente una vez, mientras que en el caso del diesel subió 4 veces y bajó 6.

Respecto a esto, González argumenta que los costos del combustible en Panamá han registrado alzas porque se han visto impactados debido a que la economía global está mostrando signos de repuntes y por consiguiente el consumo comienza a estabilizarse, lo que provoca que la demanda aumente frente a una oferta reducida.

Más allá del impacto que pueda provocar en el país el hecho de que en primavera en Estados Unidos se utilice más combustible, lo cual hace que aumenten los costos del combustible, es “mantener los inventarios iguales” precisamente en estos momentos.

Por ello, González apuesta a que los precios de las gasolinas en el país continuarán aumentando “mínimo hasta agosto de este año”.

Pese a todo, añade el funcionario, con los precios topes en la gasolina de 95 octanos se ha logrado hacer una reducción de $1.55 y en la de 91 octanos $1.62. El reto, dice González, es que Panamá continúe manteniendo los costos del combustible más bajo de la región. Y lograr reducir el consumo nacional. De Ycaza, por su parte, dijo que prevé que los precios de las gasolinas mantendrán sus costos hasta fin de año.