Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

Negocio de los autos de lujo frena un 37%

PANAMÁ. El endurecimiento del crédito para autos y la caída del co nsumo internacional, provocaron que el sector automotriz sea uno de ...

PANAMÁ. El endurecimiento del crédito para autos y la caída del co nsumo internacional, provocaron que el sector automotriz sea uno de los más golpeados por la crisis económica global.

Y en medio de este panorama, las ventas del sector automotriz local, que no escaparon a los efectos de la crisis, pese a que tres meses atrás se mostraron optimista, disminuyeron.

La primera víctima de la desaceleración de la actividad fue el negocio de los autos de lujo. De acuerdo con las estadísticas de la Contraloría General de la República, durante el primer trimestre de 2009 la demanda de automóviles de alto costo se redujo un 37%.

LUJOSOS Y EN CRISIS

Este año, el mercado de los autos de lujo, que inició en picada, no pinta bien si tomamos en cuenta que entre enero y marzo de 2009 se vendieron 209 unidades, mientras que en el mismo período en 2008 el registro fue de 391 autos de las marcas BMW, Mercedes Benz, Audi, Lexus, Porsche, Hummer, Jaguar, Cadillac y Maserati. Es decir, 182 vehículos menos.

Si echamos un vistazo a las cifras de años anteriores, todo parece indicar que después de un notable crecimiento las ventas locales de autos de más de 60 mil dólares, comenzó a perder fuerza.

Entre enero y marzo de 2006 la actividad registró un crecimiento de 8.2%, en 2007 el incremento fue de 6.2% y el año pasado 74.6%. Y este año, los efectos de la crisis frenaron el negocio.

Ejemplo de ello es Mercedes Benz que en los primeros tres meses de este año vendió 56 unidades, mientras que en el mismo período pero en 2008, fueron 83, según las estadísticas de la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (ADAP). En el caso de BMW, durante el primer trimestre de 2009, se vendieron 124 autos, mientras que en la misma temporada el año pasado, se registró 158 unidades.

En cambio, la demanda de Porsche, Jaguar, Lexus y Hummer se redujo levemente.

La gerente de ventas de Mercedes Benz, María de Lourdes Arosemena, explicó que en el caso de la venta de autos para clientes de alto poder adquisitivo, la caída de la demanda no se debe a la restricción del crédito bancario, sino a la reducción del consumo.

“Nuestros clientes no dependen del crédito para comprar un Mercedes Benz, así es que eso no es lo que nos está afectando”, apuntó Arosemena.

Entre enero y marzo de este año, la demanda de Mercedes Benz cayó un 25% en relación al mismo período en 2008.

Por su parte, la gerente de ventas de Porsche, Ema Arjona, aunque se reservó las cifras, reconoció que en lo que va del año sus ventas se han reducido. “Este año, vislumbramos un panorama conservador. Pese a todo, nos hemos propuesto vender más de 50 unidades durante el segundo semestre”, dijo Arjona.

En el caso de Porsche, una de las medidas contra los efectos de la crisis, es fortalecer las relaciones con los clientes, mejorando la imagen y ofreciendo un mejor servicio, precisó la ejecutiva.