Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Economía

Una belleza centenaria

ESPAÑA. “Ante la crisis, serenidad”. Así lo entiende Luis Del Valle, presidente de L'Oreal España, quien califica el actual momento co...

ESPAÑA. “Ante la crisis, serenidad”. Así lo entiende Luis Del Valle, presidente de L'Oreal España, quien califica el actual momento como el puente hacia una nueva etapa de crecimiento tras reconocer que en el primer trimestre del año las ventas del grupo multinacional sólo han crecido un 0. 9%.

Para Luis Del Valle, “la innovación es nuestra mejor arma anticrisis y de hecho en 2008 batimos nuestro récord: registramos 628 patentes”.

Crecimiento que se debe, según este directivo, a que los consumidores de todo el mundo, incluso en un contexto económico de crisis, siempre van a estar dispuestos a comprar nuevos productos, fruto de la innovación.

La multinacional acaba de resolver el conflicto laboral que se produjo cuando el pasado mes de marzo anunció que transformaba su fábrica de San Agustín de Guadalix, Madrid, en una nueva central de distribución para productos de lujo, que gestionará DHL, y que iba a cesar en su actividad de fabricación en 2010. Las medidas de prejubilación y recolocación para los 192 trabajadores del centro ya se han acordado, según la empresa, tras varios meses de negociación.

No obstante, puede haber daños colaterales, ya que el cese de la fabricación puede dar al traste con los 116 trabajadores de Favidesa, que llevan 50 años trabajando para L'Oreal en San Agustín de Guadalix. Con vistas al futuro, la compañía pretende “reforzar el liderazgo mundial en el mercado de la belleza con la instalación en nuevos territorios”, en palabras del primer responsable para España. “Queremos ser las Nacionales Unidas de la belleza con gente de todos los países, de todos los continentes, de todas las culturas y además continuar con la política de desarrollo sostenible como venimos haciendo hace años”, recalca Del Valle.

Los 100 años que cumple la empresa en 2009 les permite sac ar pecho. Del Valle recuerda que es el líder mundial con una cuota del 15.8% en la tarta global de la cosmética, una cifra de ventas en 2008 de 17.500 millones de euros y una plantilla global de 67.000 empleados.