Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Economía

Los $30 MM de la discordia

PANAMÁ. Las relaciones entre el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), no atraviesan...

PANAMÁ. Las relaciones entre el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), no atraviesan sus mejores momentos.

Contrario a las declaraciones hechas por el titular del MIDA, Víctor Pérez, en donde señalaba que con la reforma del Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI) recibiría 30 millones de dólares, el gerente general del BDA, Luis Alejandro Posse, afirmó que la Ley 49 de reformas del Código Fiscal afectará las operaciones de crédito del banco porque “no contará con recursos provenientes de este fondo”.

El FECI es un impuesto del 1% que se cargan a todos los préstamos de consumo mayores de 5 mil dólares, el cual es pagado por los clientes, excepto los prestatarios de la tercera edad, jubilados y pensionados.

En ese sentido, el diputado oficialista Miguel Fanovich dijo que sostuvo conversaciones con el vicepresidente de la República, Juan Carlos Varela, quien aseguró que no se permitirá el cierre del BDA, por lo que se asignarán los recursos necesarios para garantizar sus operaciones. “Si los recursos para el BDA no salen del FECI, tendrán que salir de otro lado”, destacó Fanovich, secretario de la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional.

No obstante, el director de Presupuesto General del Estado del Ministerio de Economía y Finanzas, Omar Castillo, indicó que ante esta situación, la entidad puede ser dotada de fondos a través del mecanismo de créditos adicionales.

El gerente general del BDA informó además que del presupuesto asignado para el 2010, 77 millones de dólares serán destinados para realizar más de 8 mil operaciones de crédito a los productores el próximo año, mientras que $25 millones fueron asignados para funcionamiento de la institución.

Posse aseguró que se contrató una consultoría externa para conocer las debilidades administrativas del banco en cuanto a la burocracia en el desembolso de los préstamos, la cual es una queja de los productores.

El Ejecutivo explicó que se busca disminuir el período de entrega de cheques de préstamos de 150 a 45 días.

“El objetivo es hacer el banco más eficiente para que los préstamos no demoren 6 y 7 meses en llegar a los productores”, agregó el funcionario.