Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Pulseo por el salario mínimo

PANAMÁ. El establecimiento del nuevo salario se ha convertido en una prueba de fuego para el actual gobierno.

PANAMÁ. El establecimiento del nuevo salario se ha convertido en una prueba de fuego para el actual gobierno.

El vicepresidente de la República, Juan Carlos Varela, desde Italia le puso un nuevo ingrediente a la polémica que siempre despierta este tema y aseguró que el gobierno pretende decretar un aumento “sustancial” de salario en ocupaciones donde los empleadores están en la capacidad financiera de pagarles más a sus trabajadores. Y las ocupaciones a la que se refería son: el servicio doméstico, choferes, hotelería, casinos, conserjes, empleados de centros comerciales y sector turismo, trabajadores de los corredores, discoteca y de actividades de bellezas, entre otros.

¿Pero qué repercusiones podría tener en la economía un aumento considerable del salario mínimo? El presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), Rubén Castillo, sostiene que el resultado sería desempleo y una nueva espiral inflacionaria.

Castillo hizo un llamado al gobierno para que actúe con prudencia, porque según él, especular con este tema “es muy arriesgado”.

El nuevo salario mínimo que establecerá el gobierno antes del próximo 16 de diciembre podría superar los 400 dólares mensuales, en las áreas que han experimentado una mayor actividad económica. El salario mínimo actual es de $325.

El economista Rolando Gordón, difiere con Castillo y sostiene que un aumento considerable “no generará ningún impacto negativo en las grandes empresas”, pero considera que debe dársele un tratamiento más conservador a las pequeñas empresas. Gordón asegura que en los últimos dos meses el precio de los alimentos se incrementó en un 18%. Recordó que cuando se implementaron las últimas reformas fiscales, se dijo que muchas empresas desaparecerían, pero nada de eso ocurrió.

Por su parte, ayer, la ministra de T rabajo, Alma Cortés no sólo se defendió de las críticas del sector privado que responsabiliza al gobierno por el fracaso de las negociaciones, sino que acusó a los empresarios y a los trabajadores por esta situación. “En esta ocasión CONATO no sustentó su propuesta y el CONEP sorprendió a los trabajadores al presentar su prot esta el último día de reuniones”, dijo la funcionaria, quien recordó que en los últimos 50 años sólo se han logrado tres consensos en este polémico tema.