Temas Especiales

25 de May de 2020

Economía

¡Oro, oro, oro!

El oro y la alternativa de éste como instrumento de inversión vuelven a acaparar las primeras páginas en la prensa económica por la reci...

El oro y la alternativa de éste como instrumento de inversión vuelven a acaparar las primeras páginas en la prensa económica por la reciente decisión del gobierno de la India de adquirir al Fondo Monetario Internacional 200 toneladas métricas del metal, por un valor superior a los $6.7 billones , y por la llegada al mercado local, de manos de un importante banco de la plaza panameña, de lingotes y monedas de oro para la venta a los inversionistas. Y, como si no fuera suficiente, la evolución de los precios del metal en el presente año ha fijado nuevos récords posicionándolo como una de las inversiones más rentables. ¿A qué se debe todo esto?

Tradicionalmente el oro ha sido el refugio principal de los mercados financieros. Una vez abandonado el patrón oro, los inversionistas determinaban el valor de la moneda de cada país de acuerdo con la confianza que las economías generaban, y sobre ellas efectuaban sus apuestas al valor. De esa forma pudimos ver el efecto que las crisis de confianza en las economías inglesa y japonesa generaron sobre la libra esterlina y el yen japonés en los últimos 20 años. La actual crisis financiera internacional, aunada a la crisis fiscal norteamericana, ha generado un movimiento especulativo en contra de la divisa norteamericana. Los grandes inversionistas sostienen que es imposible que la primera economía del mundo siga acumulando abultados déficits sin necesidad de efectuar un ajuste en el dólar. De ahí se desprende su nerviosismo y su decisión de buscar otras monedas y activos para sus portafolios de inversión. Las recientes cotizaciones del euro, rondando 1.50 por cada dólar, y la onza de oro, por encima de los $1. 200, reflejan el apetito de los jugadores del mercado por inversiones diferentes a la divisa norteamericana.

Es entendible que los jugadores particulares y privados hagan sus apuestas en los mercados de divisas. Pero cuando se trata del banco central de una de las economías más grandes del mundo debemos efectuar una cuidadosa lectura de su decisión y aprender de sus lecciones. Los bancos centrales tienen la obligación de velar por las reservas internacionales de cada país y diversificar sus portafolios en busca de preservar su valor. La compra del Banco Central de la India de oro por el equivalente al 6% de sus reservas internacionales es un claro indicador de las tendencias del precio del metal. Y los indios saben lo que hacen: son los mayores compradores de oro del mundo.

La gran pregunta en los mercados es que sucedería si China, el mayor productor de oro y el mayor tenedor de dólares en reservas internacionales, sigue el camino de la India. Por eso es recomendable mantener en los portafolios una mayor posición en oro. No creo que el mundo vuelva por los caminos del patrón oro pero si renacerá un creciente deseo de acumular este precioso metal. Y en Panamá, el proceso de compra se ha facilitado ahora por la introducción en el mercado local de un producto que acercará más al inversionista mediano a esta opción de inversión.