Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Economía

Inversionistas deberán abrocharse el cinturón

ESPAÑA. Peligro sordo. Esta expresión taurina se utiliza cuando en los primeros tercios el toro da muestras de nobleza. El matador se co...

ESPAÑA. Peligro sordo. Esta expresión taurina se utiliza cuando en los primeros tercios el toro da muestras de nobleza. El matador se confía e inicia en los medios la faena de muleta con la mente puesta ya en la puerta grande.

El animal, de repente, cambia su actitud y desarrolla fiereza y malas intenciones. El maestro, en el mejor de los casos, debe renunciar al triunfo que saboreaba ufano; en el peor, acaba en la enfermería.

En determinados momentos los mercados financieros también pueden esconder ese peligro sordo e incluso dar un buen revolcón (en la cuenta corriente) al inversor.

Los expertos avisan: cuidado con 2010. Sobre el papel, las condiciones son mucho más favorables que hace unos meses Sin embargo, existen aún muchas incertidumbres y puntos débiles. Cualquier contratiempo puede cortocircuitar la reactivación económica. Ahí están sin ir más lejos los sustos de Dubai y Grecia. Conviene, por tanto, tener un plan B. Hoy por hoy existe unanimidad entre los analistas: la renta variable se presenta como la mejor opción de inversión el año que viene. El año 2010 parece que no podrá asegurar rentabilidad a los inversores. A cambio, promete bastante volati lidad. Quizá no venga mal recordar una de las recomendaciones del mítico gestor de Fidelity Peter Lynch. “Todo el mundo tiene el cerebro suficiente para ganar dinero en el mercado, pero no todo el mundo tiene el suficiente estómago. Si es de los que son susceptibles de vender toda su cartera en momentos de pánico, mejor que se quede al margen”. ©El PAÍS INTERNACIONAL.SC