Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Economía

La quiebra de una aerolínea

ESPAÑA. Seis asociaciones de inmigrantes de Perú, Colombia, Ecuador, República Dominicana y Paraguay acordaron preparar una demanda conj...

ESPAÑA. Seis asociaciones de inmigrantes de Perú, Colombia, Ecuador, República Dominicana y Paraguay acordaron preparar una demanda conjunta, que se añadirá a la que han presentado las asociaciones de consumidores.

“Denunciaremos a la compañía por estafa y también por la vía administrativa”, según Rosario Sanabria, de la asociación Ari Perú.

Estiman que quedan unos 700 afectados por los vuelos cancelados en estas fechas y miles entre los que han comprado billetes hasta mediados del año que viene.

“Calculamos que 7,000 ecuatorianos se han quedado sin volar tanto desde España como desde Ecuador”, asegura Vladimir Papuel, de la asociación de ecuatorianos Rumiñahui.

Las asociaciones recomendaron el domingo a sus compatriotas que acudan este mediodía a sus respectivas embajadas y consulados, a los que reclaman que negocien precios más económicos con las compañías aéreas.

La memoria explicativa del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la aerolínea de Marsans entregó el miércoles a la Dirección General de Trabajo de Madrid, y a la que ha tenido acceso este diario, alega “causas económicas y productivas” muy concluyentes: no tiene aviones, no puede volar, ni puede vender billetes, además de una plantilla que no cobra su jornal.

La aerolínea también explica que “adeuda entre cinco y siete mensualidades a la mayoría de sus trabajadores”.

La indemnización a la que pueden aspirar los 666 trabajadores afectados por la crisis de Air Comet asciende a 20 días de salario por año trabajado, pero esta compensación, teniendo en cuenta que la compañía presentará un concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos), quedará en manos de un juez y el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), con lo que muchos empleados son pesimistas sobre cuánto y cuándo cobrarán.