Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Economía

En la mira, turismo en Bocas del Toro

PANAMÁ. ¿Ahora quién se atreve a llegar a Bocas del Toro? Los turistas internacionales lo piensan más de una vez luego que once días de ...

PANAMÁ. ¿Ahora quién se atreve a llegar a Bocas del Toro? Los turistas internacionales lo piensan más de una vez luego que once días de violentas protestas afectaran los actractivos que ofrece esta provincia.

Por declaraciones del propio administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Salomón Shamah, se conoció el balance preliminar de los daños al sector económico más importante de Bocas del Toro. ‘Hubo 100% de cancelaciones de hoteles y tours’, explicó ayer el funcionario en una entrevista televisiva.

Aunque los disturbios tuvieron a Changuinola como escenario, Shamah confirmó que unos 200 turistas tuvieron que ser desalojados de la Isla Colón.

Según el empresario, José Thomas, de la Corporación Turística Bahía, entre 50 y 100 turistas que llegaron de Costa Rica quedaron aislados en la Isla Colón, desde donde tuvieron que costear, con su propio dinero, lanchas para regresar hasta Manzanillo, en Costa Rica.

UNA MIRADA DESDE AFUERA

‘Las imágenes presentadas en CNN no parecían ser el país de Panamá’, fue la expresión del ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, quien confesó que la noticia internacional le dio mucho dolor.

Para el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Antonio Fletcher, ‘las escenas de obstaculización del libre tránsito, destrucción de la propiedad privada, tendrán un costo muy caro para el país’.

Las consecuencias, según Fletcher, se podrán percibir a mediano plazo al perder las oportunidades de turismo no solo en Bocas del Toro, sino en todo el país.

Como empresario, Thomas considera que se requerirá de ‘un tiempo’ para que los agentes y operadores de turismo internacional vuelvan a tener confianza en que sus clientes puedan viajar sin tener la preocupación de llegar a sus destinos en los tiempos previstos.

‘Nos toca a nosotros, los inversionistas, salir y convencerlos de que estas situaciones son temporales y de ninguna manera permanentes’, comenta el empresario con optimismo.

DATOS POR RECABAR

Aunque el ministro Papadimitriu dijo que las pérdidas son millonarias, aún no existe una cifra exacta de daños.

Thomas explicó que aunque en Isla Colón no hubo disturbios, los efectos colaterales, como el impedimento de salida y entrada de turistas desde Chiriquí, Panamá y Costa Rica, fueron los más evidentes. ‘Aún está por cuantificar el costo de los daños y de los negocios’, concluyó.