Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Economía

Buen ritmo en los ingresos en la ACP

PANAMÁ. Las ganancias provenientes del cobro de peajes en el Canal de Panamá sumaron 7 mil 872 dólares más, entre enero y mayo de 2010.

PANAMÁ. Las ganancias provenientes del cobro de peajes en el Canal de Panamá sumaron 7 mil 872 dólares más, entre enero y mayo de 2010.

Las estadísticas que lleva la Contraloría General de la República así lo reflejan. Los datos, que son recabados por la Oficina de Investigación y Análisis de Mercado de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), comparan el tránsito de naves, la carga y los ingresos de peajes de los primeros cinco meses de los años 2009 y 2010.

Según el documento, durante enero y mayo de 2009, las ganancias de peajes fue de 590 mil 63 dólares, mientras que para el mismo período de este año, el ingreso registra un aumento a 597 mil 935 dólares.

Así mismo, se observa una disminución del paso de naves. Por ejemplo, hasta mayo de este año transitaron 6 mil 268 barcos (entre gran calado y pequeño calado), 82 menos que los que cruzaron el Canal en el 2009.

EL EFECTO DE LA ‘CARGA’

De acuerdo con fuentes de la ACP, la disminución del paso de buques nada tiene que ver con los ingresos provenientes de peajes debido a que no se cobra por el paso de cada nave, sino por la capacidad que éstos tienen.

Sin embargo, el economista Alexis Soto tiene una mirada más profunda, comenta que la tendencia de transportar la carga a través de embarcaciones de mayor tonelaje se emprendió después de las reuniones que la Organización Marítima Internacional llevó a cabo durante el año 2007 con navieras internacionales donde se estableció la tendencia de utilizar barcos más grandes para transportar la mayor cantidad de carga posible, por esto el Canal gana más en peajes aunque no aumente el tránsito.

‘Lo que estamos viendo es la implementación del cobro por carga o tonelada y no por barco como era antes; si hubiese seguido igual, tendríamos caída’, aseguró Soto.

Según él, cuando entre en vigencia el aumento de las tarifas —aprobado el mes pasado por el Consejo de Gabinete— seguirá aumentando el ingreso de los peajes porque los navieros están dispuestos a llevar las cargas en barcos de alto calado.

El aumento de tarifas comienza a partir de enero de 2011. Dicha modificación se postergó —entraría en vigencia en 2010—, según el administrador de la ACP, Alberto Alemán Zubieta, debido a la ‘situación económica mundial y su impacto en la industria naviera’, según dio a conocer en mayo de este año en una publicación para los clientes del Canal de Panamá.

Esto fue antes de que el 15 de junio el Consejo de Gabinete acogiera la modificación de las tarifas.

La propuesta modifica los peajes para todos los segmentos del Canal: portacontenedores, graneles secos, graneles líquidos, portavehículos, refrigerados, pasajeros, carga general y otros. Específicamente se calcularán los peajes de portacontenedores con un ligero ajuste en el cobro por capacidad, y un ajuste adicional que se aplicaría al número de contenedores con carga a bordo del buque al momento del tránsito.

IMPACTO Y RECOMENDACIÓN

Soto destacó la importancia del aumento en los ingresos de peajes porque estos impactan de forma positiva a los ingresos del Estado porque con el excedente es como se nutren los programas sociales como la Red de Oportunidades y el Programa de Desarrollo Comunitario (Prodec); sin embargo, considera que debe también aumentarse la cantidad de dinero para programas sociales, específicamente en las infraestructuras. ‘De esta manera los panameños pueden disfrutar de lo que aporta el Canal’.

El economista recomienda que se sostenga la transparencia de la administración del Canal para con sus clientes debido a que esto inyecta confianza en las relaciones cuando se empiecen a cobrar las nuevas tarifas a partir de enero. Agrega que los beneficios obtenidos a partir de los peajes fortalecen las finanzas panameñas porque adquiere buenas calificaciones de riesgo. En octubre de 2002, el Canal de Panamá adoptó una estructura de cobros distinta a la que había llevado desde 1912.

Según datos publicados en la página web de la ACP, se basaba en una tarifa por tonelada aplicable a todos los buques, pero fue a partir del 2002 cuando se estableció una tarifa distinta por característica de los buques.