Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Lo que sedujo a Donald Trump

PANAMÁ. Entre enero y febrero próximo se entregarán las primeras propiedades de la fastuosa torre Trump Ocean Club, cuya construcción im...

PANAMÁ. Entre enero y febrero próximo se entregarán las primeras propiedades de la fastuosa torre Trump Ocean Club, cuya construcción impulsó el magnate estadounidense. Se trata del primer emprendimiento que lidera su hija, Ivanka Trump.

El proyecto de Roger Khafif y Donald Trump contemplaba una inversión de US$250 millones, aunque se prevé que superará los US$400 millones.

El mar, con una distancia de poco más de 70 kilómetros entre el océano Atlántico y el Pacífico, así como la seguridad jurídica y la estabilidad económica, fueron algunas de las razones de peso que incidieron para que el magnate estadounidense, Donald Trump, decidiera invertir en Panamá y se asociara para la construcción de una monumental torre en forma de vela, Trump Ocean Club, en el elegante sector de Punta Pacífica de la capital panameña.

No en vano, Panamá ha hecho gala este año de las mejoras en las condiciones para la atracción de inversiones, a través de avances como el reconocimiento por parte de la calificadora Fitch Ratings del grado de inversión ‘BBB’, una calificación positiva a la que se sumó también Standard & Poor’s y Moodys; y de la mirada de expertos internacionales que reconocen el fenómeno de la economía panameña, con uno de los mayores crecimientos en los últimos años en América Latina, a través de una tasa de crecimiento de más de 11% en 2007 y 10,7% en 2008, pero sobre todo de 2,4% en 2009, el año de la gran recesión.

AméricaEconomía.com entrevistó en sus oficinas de la capital panameña al desarrollador panameño Roger Khafif, presidente de K-Group y socio de Trump en el proyecto de la torre, cuya entrega de propiedades está prevista para enero o febrero próximo, ya que la estructura se terminó de construir en mayo pasado, por lo que ahora se trabaja en sus acabados.

Si bien Trump le había apostado a Panamá con anterioridad, trayendo a este país de América Central la versión 2003 del concurso de belleza Miss Universo, a juicio de Khafif la decisión final del magnate se consolidó por factores positivos como los incentivos fiscales panameños, la seguridad del país y que sus costas no están afectadas por la temporada de huracanes.

El proyecto de Khafif y Donald Trump contemplaba una inversión estimada de US$250 millones, aunque se prevé que superará los US$400 millones; contará con 70 pisos, y se estima que la superficie a ocupar será de alrededor de 260.000 metros cuadrados.

Pero la idea de construir la torre en forma de vela se vio favorecida también por el ‘boom inmobiliario’ de Panamá (un auge que tuvo su ‘peak’ entre 2006 y 2008).

‘Vimos con este entorno que a Panamá sí le cabía un megaproyecto’, rememora Khafif, y desde sus oficinas del sector de Obarrio agrega que una idea llevó a la otra, ya que pensó al principio construir varias torres en el terreno de 110.00 metros cuadrados que tenía. Sin embargo, cuando llegó a la conclusión de que necesitaba una buena marca, se propuso nada menos que concretar una cita con Donald Trump, un acercamiento que, para su fortuna, fue facilitado por un amigo en común.