Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Economía

Buscan evitar el blanqueo

PANAMÁ. El lavado de capitales se ha convertido en el peor enemigo de las entidades financieras, así se dio a conocer, ayer miércoles, e...

PANAMÁ. El lavado de capitales se ha convertido en el peor enemigo de las entidades financieras, así se dio a conocer, ayer miércoles, en el XIV Congreso Hemisférico para la Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo.

Se estima que en el mundo cada año se mueven unos 600 mil millones de dólares producto del blanqueo de capitales, esto significa que el 7,6% del Producto Interno Bruto es producto del lavado, advirtió Matias Mora Simoes, de FTI Consulting.

En el evento, Mora Simoes subrayó que se consideran delitos vinculados al lavado de dinero: el tráfico de armas, drogas e inmigrantes; la explotación sexual y comercial, el narcotráfico, la evasión fiscal y la corrupción internacional.

El conferencista, que lleva 10 años realizando estudios sobre la prevención del lavado de dinero, dijo que uno de los principales mercados para el blanqueo de capitales es el tráfico de drogas, donde las ganancias en Estados Unidos —considerado como el principal consumidor— son de 35 billones de dólares.

De los $35 billones, los que más dinero reciben producto de este ilícito son los mayoristas, cuya cifra es de 24,2 billones de dólares, los traficantes obtienen 4,6 billones de dólares y el que menos capital reciben es el granjero que apenas obtiene 0,5 billones de dólares y el traficante común, que recupera $0,4 billones los cuales venden a un mercado de 19 millones de consumidores de cocaína y 21 millones de personas que fuman, inyectan o inhalan heroína en el mundo, aseguró Mora Simoes.

Los países expuestos a estos delitos son Colombia, Perú, Bolivia, Afganistán, Estados Unidos, Italia, España, Alemania y Francia, mientras que Panamá solo es un país de tránsito para la droga, que en su mayoría tiene como destino Estados Unidos.

Para Alejandro Rebolledo, de Alejandro Rebolledo y Asociados, para evitar el lavado de dinero, los bancos deben tener un sistema de monitoreo donde se verifiquen los datos del cliente y conocer los motivos que llevan a la persona a abrir una cuenta.

También se debe investigar de dónde provienen los fondos para montar la empresa, así como verificar si la persona tiene tantos negocios como dinero.

Rebolledo recomendó, no solo a las autoridades panameñas, crear una ley de prevención para el lavado de dinero.