Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Economía

Ventas del IMA disminuyen 37%

PANAMÁ. Aunque las ferias Compita se siguen distinguiendo por sus largas filas, sus ventas ya no se mueven como antes.

PANAMÁ. Aunque las ferias Compita se siguen distinguiendo por sus largas filas, sus ventas ya no se mueven como antes.

En septiembre, las ventas consolidadas del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) en ferias a nivel nacional disminuyeron.

En el noveno mes del 2010, las ventas de productos Compita ascendieron a 262 mil dólares, mientras que en el mismo mes del 2009 estas alcanzaron los 419 mil dólares, representando una caída del 37.4% ó 156 mil dólares.

La caída, según el director de Mercadeo del IMA, Carlos Córdoba, obedece a la escasez temporal de arroz Compita, ya que ese es el principal producto de comercialización en la feria.

Tener una feria Compita en el interior del país representa un oferta para la venta de hasta 300 quintales de arroz, mientras que para una feria en la provincia de Panamá se requieren de 500 a mil 500 quintales de arroz.

A pesar de ello, para Córdoba la situación varía según el mes y el área de venta, pues han tenido que organizar por mes entre 80 a 90 ferias, pues habían temporadas en que no se daban abasto con la demanda.

A pesar de que para Córdoba la disminución registrada en septiembre es relativa, las ferias y productos Compita representan un ahorro de hasta 30% al compararla con la Canasta Básica de Alimentos (CBA) que se adquiere en los comercios particulares.

Desde su lanzamiento el 16 de noviembre de 2007, los productos Compita se han convertido en un aliado de los consumidores para conseguir alimentos a precios cónsonos, concluyó el funcionario.

En su página en internet, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia indica que en septiembre pasado el costo promedio de la CBA en la provincia de Panamá rondaba los 265.93 dólares.

En tanto, Pedro Acosta Insturaín, secretario general de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), opina que los productos Compita ‘forman parte de un programa de demagogia gubernamental’.

‘Desde que se anunció que el Gobierno competiría con los agentes económicos, la cosa se vislumbraba mal, y esa situación al día de hoy no ha cambiado en nada’, dijo Acosta Insturaín.

El defensor de los consumidores reconoce que los productos Compita son más baratos que los que se consiguen en los agentes económicos, pero que este programa solo es un paliativo y no una respuesta real y definitiva para el consumidor, que tiene derecho al acceso a productos de calidad y baratos.

Agrega que, en su momento, la administración de Martín Torrijos debió establecer una regulación temporal —como lo permite la ley— y a partir de allí investigar las distorsiones en la cadena de comercialización.

Acosta Insturaín se preguntó a qué porcentaje de la población realmente le llegan los productos Compita y si estos son suficientes para contribuir a la dieta diaria de estos.

Aún el IMA no ha elaborado un estudio en el que se determine la cantidad de personas que se benefician con ese programa, y hasta que eso no ocurra seguirá la demagogia.