Temas Especiales

29 de May de 2020

Economía

La hípica apuesta a su supervivencia

PANAMÁ. Para muchos, es el espectáculo más hermoso del mundo; para otros, sin embargo, no pasa de ser un entretenimiento y una fácil for...

PANAMÁ. Para muchos, es el espectáculo más hermoso del mundo; para otros, sin embargo, no pasa de ser un entretenimiento y una fácil forma de ganar o perder dinero.

Aún así, las carreras de caballos han encontrado un importante nicho dentro de las actividades económicas de los países que cuentan con uno o varios hipódromos, dejando de ser un mero entretenimiento y elevándose a la categoría de industria.

LA BASE DEL JUEGO

Precisamente, el renglón de apuestas es el llamado a sostener la hípica. Con una programación que promedia las 24 carreras en vivo semanales, es imposible mantener en movimiento la hípica.

Desde hace más de diez años, la subsistencia del espectáculo ha estado en manos del simulcasting, o las carreras desde hipódromos de Estados Unidos, principalmente.

La medida, puesta en marcha por el entonces gerente del hipódromo, Eduardo Alfaro Arosemena, plantó banderas desde el primer momento, hasta el punto de hacerse parte imprescindible de los ingresos para la empresa administradora del óvalo juandieño.

Hoy en día, la hípica lidia con momentos cruciales. Su despegue depende de la mejora en las apuestas.

LA ESTRATEGIA

Cuando la administración del hipódromo pasó de estatal a privada, la apuesta anual rondaba los 25 millones de dólares, entre los años 1998 y 2004, experimentando una recuperación importante desde el año 2008, cuando el grupo CODERE asumió la administración del óvalo juandieño.

Sin embargo, entre enero y agosto de 2010, según cifras oficiales, las apuestas en el hipódromo eran 3 millones 200 mil dólares menores que en el mismo período del año pasado (ver cuadro).

¿ES UN SÍNTOMA MALO PARA LA HÍPICA EN ESTOS MOMENTOS?

Para el gerente del hipódromo Presidente Remón, Carlos Manuel Salazar, no lo es, pero sabe que la única forma de mantener al flote esta nave es ‘innovando’.

‘Recientemente, incluimos la presentación de las carreras virtuales, que ha sido del agrado de los apostadores. Es un sistema que brinda buenos dividendos y que ha sido del agrado del fanático hípico’, precisó Salazar.

La más reciente maniobra de la administración hípica apunta directamente a los dividendos de los eventos internacionales, a través del sistema Commingle, donde el apostador ve su dinero reflejado en el tablero internacional.

‘Hemos ajustado nuestra coima, de forma que el apostador cobre el mismo dividendo que refleja el tablero del hipódromo de origen’, explicó Salazar.

La medida se puso en vigencia el lunes 1 de noviembre, y ya ha dejado sentir sus efectos positivos sobre la apuesta hípica, registrando un 30% más de apuestas en el sistema internacional.

Con ese aliciente, la hípica podría recuperar el ritmo en apuestas que tuvo el año pasado. ‘A eso estamos apostando, y lo digo en todo el sentido de esta palabra’, destacó Salazar.