Temas Especiales

24 de May de 2022

Economía

Calidad en las instituciones

C asi nadie pone en cuestión que la productividad y eficiencia de los funcionarios públicos es uno de los más urgentes temas para la age...

C asi nadie pone en cuestión que la productividad y eficiencia de los funcionarios públicos es uno de los más urgentes temas para la agenda de nuestro país.

Para tal efecto, hay que dar ese salto cualitativo hacia la calidad y dejar atrás las prácticas recurrentes de administración de crisis y tratar de asociar lo urgente a lo importante. Sabemos que mucho trabajo se requiere y sin demoras para superar las condiciones histórico-estructurales que sólo son reversibles con políticas de reingeniería institucional e innovación estratégica.

Avanzar en esa dirección depende de varios factores, entre los cuales figuran la capacidad de entrelazar instituciones sólidas y confiables con un crecimiento económico sostenido y políticas públicas que vayan fortaleciendo la democracia y la propia institucionalidad del país. Porque con frecuencia se deja de lado la importancia de los factores institucionales y más específicamente el valor de la calidad y capacidad de sus funcionarios.

Una arista en este esfuerzo la constituye ciertos intentos de los organismos multilaterales de vender llave en mano los paquetes de modernización institucional, pensando que las reformas de carácter estructural pueden trasplantarse, desconociendo en algunos casos y sin tomar en cuenta en otros, los contextos culturales y las especificidades de cada país.

Por eso es muy importante y valdría la pena prestarle atención a una iniciativa innovada y motorizada por la ACODECO con la finalidad de establecer vínculos con la población y mecanismos de seguimiento, evaluación y mejoramiento de sus funciones institucionales en todo el país.

La idea en que se fundamenta el programa ACODECO en Tu Comunidad es tocar las puertas de las casas y oficinas, no para vender ningún producto o prometer algo a cambio, sino para explicar a la gente sobre lo que hacemos y así poder desarrollar un conjunto de acciones que permita orientar a la población hacia la consolidación de una verdadera cultura de consumo responsable. Y al mismo tiempo, tal ejercicio sirve para promover la deliberación y participación de funcionarios en la vida pública, lo que ayuda además a mejorar la relación entre la institución y la ciudadanía.

En ese sentido, y a favor de que cada institución cuente con un observatorio similar de seguimiento y evaluación de la calidad de sus funciones, considero este programa apto para cualquier institución del país, tanto desde su perspectiva particular como del acompañamiento para la construcción y evolución de la democracia.

Si bien sabemos que no existe mejora de la calidad institucional si no se la evalúa como un soporte de un programa de desarrollo organizativo que enfrente los problemas de la inserción de los funcionarios en los asuntos de la vida nacional, en nuestro caso el programa ACODECO en Tu Comunidad conecta con la voluntad explícita de la Ley 45 de 2007 de preservar el interés superior del consumidor y reconstruir un orden confiable que supere el divorcio entre las instituciones y la ciudadanía, reconcilie el mundo del poder con el mundo de los ciudadanos, y permita comenzar a poner los cimientos de lo que siempre se ha querido de que Panamá sea un país de avance.