Temas del día

28 de Feb de 2020

Economía

Nada nuevo hay en la política energética

PANAMÁ. Las mismas políticas que fueron propuestas en la administración del ex presidente Martín Torrijos, están siendo impulsadas, esta...

PANAMÁ. Las mismas políticas que fueron propuestas en la administración del ex presidente Martín Torrijos, están siendo impulsadas, esta vez, por el gobierno actual, para afrontar los altos costos de la energía.

Las iniciativas del gobierno anterior fueron presentadas en el 2005 por el Ministerio de Comercio e Industria a través del documento ‘Po lítica Nacional de Hidrocarburos y Energías Alternativas’.

Una de las pocas medidas llevadas a la práctica entonces fue el establecimiento de un tope en los precios de los combustibles en las estaciones distribuidoras.

El resto de las propuestas energéticas se quedaron en el papel.

Como estrategia, sin embargo, esto le ayudó a ganar tiempo mientras los precios del petróleo bajaron.

Un escenario similar se presenta hoy, con precios del crudo altos y aumentos en costos ya en ejecución.

Aquí, las acciones del gobierno panameño son las mismas que hace seis años.

El presidente Martinelli ha propuesto promover la producción y comercialización de biocombustibles a través de etanol, biodiesel y biogás; dar incentivos y beneficios fiscales a la producción y comercialización de biocombustibles; revisar la formula de paridad de precio de importación y fomentar la construcción y explotación de Centrales Eólicas.

La única diferencia está en la reestructuración de la Secretaría de Energía.

Lo demás, según expertos, hace presumir que no existe una real política energética en el país, y más bien, las medidas propuestas apuntan hacia una estrategia para ganar tiempo, y observar el comportamiento del mercado petrolero.

MEDIDAS CONCRETAS

Para Wolfram Gpnzález, ex director de Hidrocarburos, lo planteado en estos momentos en materia energética indica que no existe una política definida, porque se trata de lineamientos que habían sido establecidos por la administración anterior.

González mantuvo su posición sobre la necesidad de aplicar una rebaja temporal del impuesto de la gasolina, como alternativa que mantenga accesibles los precios al consumidor.

Señaló que además de establecerse esta medida, se precisa de una política de ahorro energético a nivel nacional, involucrando al sector público y privado en una iniciativa común, que permita enfrentar el aumento en los precios internacionales del petróleo.