22 de Feb de 2020

Economía

La industria profesional

Hoy día la industria inmobiliaria panameña es realmente profesional, en Panamá ya se desarrollan proyectos de reconocimiento internacion...

Hoy día la industria inmobiliaria panameña es realmente profesional, en Panamá ya se desarrollan proyectos de reconocimiento internacional, íconos del país, para darse cuenta solo es necesario pasearse por las avenidas de nuestra ciudad, hay torres como la Trump (primera inversión del magnate inmobiliario fuera de los Estados Unidos) que se visualiza desde nuestro corredor marino.

Los imponentes rascacielos que vemos en Punta Pacífica, Calle 50 y Avenida Balboa, entre los que se destaca el tan mencionado Revolution en Calle 50, al que mis hijos llaman remolino o tornillo, pero nunca falta un comentario de este emblemático edificio. Todo esto pareciera que este crecimiento solo es para los niveles altos y no es así. Si pasa por el distrito de La Chorrera o Arraiján, se dará cuenta que es un sector que va en vías a ser la consolidación de una nueva provincia o ciudad. Allí hoy se desarrollan más de 120 proyectos, centros comerciales, logísticos, industriales y proyecta aumentar su población de 400 mil que tiene hoy en día a más de 700 mil habitantes en los próximos tres años y todo en el segmento de la clase media y social panameña.

A todo esto hay que sumarle lo que se está desarrollando en las playas del litoral Pacífico panameño, lo que comprende desde Campana hasta Río Hato. Allí hay más de 100 proyectos de segunda residencia o vivienda de ocio, y una buena cantidad de hoteles en desarrollo y en funcionamiento.

Sin contar con el sector del resto del interior del país, donde se desarrollan proyectos residenciales en todas las ciudades de las provincias del país.

Todo este crecimiento no es casualidad, después de una larga dictadura donde nos tocó prácticamente arrancar de cero, con una clase empresarial de primera, varios gobiernos de mucho empuje, siendo el factor determinante la entrega del Canal de Panamá a manos panameñas, que fue el que detonó un crecimiento que ni nosotros mismos los que aquí vivimos nos imaginaríamos.

Pero desde ya les digo que lo que pasó es solo el inicio de lo que falta por pasar en materia inmobiliaria en Panamá, la mejor parte no ha llegado.