Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Economía

Excedente: cebolla se pierde en el campo

PANAMÁ. La cebolla chiricana está perdiendo su picor, debido a que se pudre en los campos de tierras altas.

PANAMÁ. La cebolla chiricana está perdiendo su picor, debido a que se pudre en los campos de tierras altas.

La tónica de los cebolleros surge a falta de una infraestructura para guardar el producto luego de la cosecha, más ahora que está próxima a ingresar la estación lluviosa.

Según un inventario de la Asociación de Productores de Tierras Altas de Chiriquí, con las lluvias se perderán cerca de 50 mil quintales de cebolla nacional.

En Panamá el consumo mensual ronda los 47 mil quintales, mientras que la producción es de 90 mil quintales y se importan otros siete mil quintales de cebolla.

Virgilio Saldaña, presidente del gremio en mención, le manifestó su descontento a La Estrella debido a las pérdidas que se darán con las lluvias, pues carecen de una bodega de almacenaje. Además, tienen problemas con el mercadeo y colocación del producto en los mercados y supermercados a nivel nacional.

El productor sostiene que en materia de cebolla Panamá es autosuficiente; sin embargo, se requiere de infraestructuras en las que se pueda preservar la producción, que luego puede ser ofertada al público en precios más bajos, pues su calidad no se pierde.

La situación que ocurre en tierras altas no le es indiferente al titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Emilio José Kieswetter, ya que él personalmente gestionó la compra de cinco mil quintales de cebolla para comercializarlas a su vez en las Jumbo Ferias del Ahorro de la entidad.

Pero la acción de Kieswetter al parecer quedó a medias ante los cebolleros, ya que luego de tres semanas de gestionar la compra de palabra, ésta aún no se ha concretado y mucho menos se ha coordinado el lugar, fecha y entrega del producto.

El MIDA pagará 17 dólares por cada quintal de cebolla de los cinco mil que ha prometido comprar para las Jumbo Feria del Ahorro, lo que representará una venta de 85 mil dólares para los cebolleros. En la actualidad, los cebolleros le venden a los comerciantes el quintal en 30 dólares.

Saldaña considera que la crisis que atraviesan los cebolleros de tierras altas pone en riego la seguridad alimentaria del país.