25 de Oct de 2021

Economía

Promoción del comercio, un buen negocio

En cuanto entre en vigencia, el acuerdo comercial suscrito con Estados Unidos, se convertirá en una de las herramientas más importantes ...

En cuanto entre en vigencia, el acuerdo comercial suscrito con Estados Unidos, se convertirá en una de las herramientas más importantes con que contará la economía panameña, y un prospecto de trascendencia para su desarrollo. Tener un panorama cierto de lo que esto representará en el futuro manejo comercial del país es tan importante, como saber los entretelones del convenio, sus puntos claves, oportunidades; pero además, lograr respuestas sobre preocupaciones que toman por asalto a los interesados. Leroy Sheffer conoce el asunto, y revela información valiosa acerca de este tan esperado convenio comercial.

¿ES EL TRATADO DE PROMOCIÓN COMERCIAL (TPC) CON LOS ESTADOS UNIDOS UN BUEN NEGOCIO PARA PANAMÁ Y POR QUÉ?

Estados Unidos es el receptor de más del 30% de las exportaciones que Panamá realiza al mundo; sigue siendo el principal inversionista en el país de acuerdo a datos oficiales y es el principal proveedor de los bienes de capital que emplea nuestra industria nacional. Un acuerdo comercial bajo estas características no puede menos que potenciar el clima de oportunidades existentes. Lo más interesante es que entrará en vigencia en momentos en que el flujo de capitales y comercio en el mundo sigue experimentando síntomas de recuperación. De manera más específica, hemos visto cómo durante el año 2010 la economía global se expandió a un ritmo de 3.6% apenas un año después de la mayor contracción económica que se recordará en los últimos 40 años.

¿ESTAMOS EN BUEN MOMENTO PARA PROMOVER EL COMERCIO CON ESTADOS UNIDOS?

Claro que sí. Un dato interesante es que para el año 2010 las importaciones de bienes de capital en Estados Unidos se recuperaron a cifras cercanas a un 15%, cuando sólo en el año 2009 habrían registrado una caída del 2.6% en relación a periodos previos. Estados Unidos sigue dando muestras de que su economía está en un proceso de reajuste, lo cual implicará a muy corto plazo el continuo incremento de sus compras a nivel mundial. Este aspecto será clave en la definición de la estrategia que Panamá de seguro impulsará, pero también será la estrategia lógica a seguir de Colombia, Corea y el resto de los países que ya tienen acuerdos vigentes con Estados Unidos habrán de replantear.

PERO PANAMÁ NO ESTÁ SOLA EN LA CARRERA POR EL MERCADO DE ESTADOS UNIDOS...

Por supuesto que no. Este es el verdadero reto para nosotros como panameños. En el año 2010 Estados Unidos reportó compras mundiales por el orden de 1.9 trillones de dólares en bienes de consumo. De esto, América Latina y Centroamérica sumaron cerca de 129 billones en exportaciones, lo que representa poco menos del 10% de lo que Estados Unidos consumió. Sin duda alguna, el crecimiento de las exportaciones es el principal reto que este acuerdo comercial impondrá a muchos sectores productivos.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL TPC Y PARA QUÉ SECTORES ECONÓMICOS IMPLICAN CAMBIOS?

Este es un acuerdo que no solo regula la forma en que se debe hacer negocios entre nuestros mercados, sino que también disciplina temas que antes del año 2006 no se incorporaban dentro de la normativa de los tratados y acuerdos comerciales. Por primera vez entonces un acuerdo comercial incorporará temas como transparencia, responsabilidad social corporativa, disciplinas específicas para proteger e impulsar el desarrollo de las micro y pequeñas empresas y compromisos claros sobre la preservación de estándares ambientales y laborales confirmados por Panamá ante organismos internacionales. Hoy día, muchos de estos asuntos se incluyen en los acuerdos comerciales como estándares regulares de negociación, pero en su momento fueron novedosos para la región.

LOS CAMBIOS PROPUESTOS POR EL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS IMPLICAN VIOLACIONES A NUESTRA LEGISLACIÓN NACIONAL. EL COMPROMISO DEL ACUERDO DE INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN SE INCLUYÓ DENTRO DEL ACUERDO. ¿ES POSIBLE QUE EL CONGRESO INTRODUZCA CAMBIOS AL TRATADO SUSCRITO?

Ningún cambio propuesto quebranta la legislación nacional o afecta la estabilidad jurídica o económica del país. Por otro lado, a este punto ya no es posible establecer cambios ni a los textos ni mucho menos a las reglas de aplicación del acuerdo comercial. Para Panamá ya es ley de la República y Estados Unidos ya ha anunciado su intención de aprobarlo. En materia laboral, por ejemplo, el referente que se utilizó fueron los compromisos que Panamá habría suscrito ante la Organización Internacional del Trabajo, muchos de los cuales ya eran del conocimiento de los representantes del sector laboral, empresarial y de los gobiernos. En este sentido ninguno de los cambios impulsados podrían ser contrarios no solo a la Constitución sino a las leyes nacionales que regulan la materia.

UN TRATADO COMERCIAL POR SÍ NO ATRAE INVERSIONES ¿CUÁL ES SU OPINIÓN?

Por supuesto que no. Es necesario fortalecer con políticas públicas muy definidas las bases productivas del país, empezando a mi juicio con aquellas que necesitan ser mejor orientadas para aprovechar los espacios de oportunidad que se creen. Igualmente es importante reforzar la confianza en las instituciones de interpretación y aplicación de la ley. Sinceramente, considero que se han venido estableciendo algunos parámetros para promover la competitividad de algunos sectores productivos. Por ejemplo, la puesta en vigencia de algunos incentivos a la industria nacional, la aprobación del certificado al fomento para las agro-exportaciones, la reciente aprobación de la legislación en materia de zonas francas para el desarrollo y la también la reciente aprobación de la ley para el fomento de la producción de biocombustibles, entre otras, son propuestas claras que crean valor e impulso en la actividad productiva.

¿CREÉ USTED QUE HA HABIDO POLÍTICA DE ESTADO EN EL PROPÓSITO DE LOGRAR CONCRETAR EL TPC CON LOS ESTADOS UNIDOS? ¿CUÁNTOS GOBIERNOS HAN APOYADO ESTA INICIATIVA?

Desde el momento en que Panamá y Estados Unidos suscribieron su primer Acuerdo de Promoción y Protección Jurídica de Inversiones en el año 1982 se sentaron las bases para llegar al punto donde nos encontramos. Ya en nuestra historia más reciente, tres administraciones han jugado un rol protagónico para que este acuerdo sea una realidad. Durante la administración de la presidenta Moscoso, fue necesario que se demostrara no sólo que Panamá era un socio estratégico para la agenda comercial de Estados Unidos, sino que ya nuestras políticas públicas en ese momento habían alcanzado la madurez necesaria para avanzar hacia un acuerdo comercial. Su logro fundamental fue este precisamente y sin duda de los relevantes. Por supuesto que sí ha sido un tema de Estado y un ejemplo de que cuando un tema es elevado a niveles donde los condicionamientos políticos tradicionales no influyen, los resultados pueden ser favorables no solo para la gestión pública, sino para la comunidad en general.

IMAGÍNESE A PANAMÁ CON EL TPC Y LUEGO SIN EL TPC, ¿CUÁLES SERÍAN LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS?

Creo que uno de los principales beneficios que este acuerdo impulsa radica en que nos enfrentará a profundizar en nuestras capacidades frente a uno de los mercados de consumo más importantes del mundo, pero en un clima de igualdad de competencia. Ahora bien, solo aquellos países que han definido una agenda de apoyo a los sectores productivos han podido potenciar mejor su participación en el contexto del comercio global, como Costa Rica, por citar un ejemplo.