Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Economía

Tambalea la economía del gigante americano

PANAMÁ. La demora en la elevación del techo legal de la deuda estadounidense hizo que el viernes 5 de agosto de 2011 la base histórica e...

PANAMÁ. La demora en la elevación del techo legal de la deuda estadounidense hizo que el viernes 5 de agosto de 2011 la base histórica económica del país norteño estremeciera sus cimientos cuando la agencia evaluadora de crédito Standard & Poor’s (S&P’s) le degradara la calificación de la deuda ese país, por primera vez en la historia.

S&P’s reveló al mundo que reduciría la calificación de ‘AAA’, la máxima posible, a ‘AA+’. Se trata de la primera vez que Estados Unidos ve bajar su calificación desde que obtuvo por primera vez una triple A, de Moody’s en 1917, nota que también le otorgó S&P’s en 1941.

La decisión de S&P’s se tomó en torno al plan para reducir el déficit, aprobado el martes por el Congreso, ya que no contempló medidas suficientes para estabilizar la situación de la deuda nacional, pese a que desactivaba el riesgo de default.

El acuerdo alcanzado el lunes y martes por la Cámara de Representantes elevó el techo de la deuda estadounidense, fijado en $14.3 billones, en más de $2 billones, y prevé un recorte de los gastos en al menos $2.1 billones.

Tras el acuerdo del martes, la agencia Moody’s Investors Service confirmó su calificación ‘AAA’ para Estados Unidos, pero le asignó un panorama negativo a la nota; es decir, que podría inclinarse a una reducción de la nota de deuda en los próximos 12 a 18 meses.

Pese a que S&P’s redujo la calificación de riesgo, las agencias Moody’s y Fitch Rating siguen evaluando el plan de déficit del país norteño para establecer si Estados Unidos merece conservar su nota de ‘AAA’.

Para John Chambers, presidente de la comisión de calificaciones de S&P’s , Estados Unidos pudo haber evitado la degradación de su calificación de deuda soberana de haber aumentado más rápidamente el techo legal de la deuda, dijo ese día mediante una entrevista a la agencia de noticias CNN.

REACCIONES TRAS BAJA

Luego de la rebaja de S&P’s, los reguladores financieros estadounidenses publicaron una circular a sus bancos afirmando que nada cambiará tras la degradación de la calificación de la deuda.

El comunicado sostenía que ‘desde el punto de vista de los riesgos de los fondos propios, el cálculo de los títulos de deuda del Tesoro y de otros títulos garantizados por el Estado Federal estadounidense, administraciones públicas y organismos semipúblicos, nada cambiará’.

Por su parte, la agencia oficial China Nueva apuntó que su nación —el mayor acreedor de Estados Unidos— ‘tiene todo el derecho de exigirle a Estados Unidos que resuelva su problema estructural de deuda’.

Mientras ayer, sábado, los demócratas y republicanos se culpaban por la decisión de S&P’s, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que está claro que Washington ‘debe mejorar’ para reducir el déficit.

En privado, los funcionarios gubernamentales consideraron erróneo el análisis de S&P’s, aunque Obama se abstuvo de formular comentarios y partió a la residencia de descanso en Camp David para pasar el fin de semana.