Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Economía

El mundo ha cambiado

NUEVA YORK. Estimado Mitt Romney: Felicitaciones. Ahora que es el candidato favorito, y el foco de su campaña está regresando al preside...

NUEVA YORK. Estimado Mitt Romney: Felicitaciones. Ahora que es el candidato favorito, y el foco de su campaña está regresando al presidente Obama, me gustaría resaltar una frase que ha utilizado: ‘Este es un presidente que cree que el próximo siglo es el post-estadounidense’. Como autor del libro ‘El mundo post-estadounidense’, quiero asegurarme que sepa qué es exactamente lo que está atacando.

Estoy convencido de que EEUU puede prosperar y mantenerse como el país más poderoso del planeta. Sin embargo, la época de la unipolaridad estadounidense –que comenzó con el colapso de la Unión Soviética– ha culminado. EEUU dominaba el mundo sin una verdadera competencia política ni económica.

NUEVOS PROTAGONISTAS

Estamos en una era diferente. En 1990, China representaba el 2% del Producto Bruto Interno (PIB) mundial. Ahora es un 8%, continúa aumentando. Según estimaciones, la economía china se convertirá en la más grande del mundo de 2016 a 2018.

El alcance y la capacidad militar de China se están expandiendo. Es probable que en el 2025, el gasto de defensa de Pekín supere al de EEUU.

Y no sólo China. Las potencias emergentes en todos los continentes han logrado estabilidad política y crecimiento económico. Veinte años atrás, Turquía era una democracia frágil, actualmente, tiene una economía de mil millones de dólares, en 2011 creció un 6.6%.

En 1990, Brasil estaba saliendo de décadas de dictadura y fue sacudido por tasas de inflación que llegaron a 3.000%. En la actualidad, el país tiene un constante crecimiento con reservas de $350 mil millones.

Durante décadas, India no pudo lograr que ningún país occidental aceptara su condición de potencia nuclear.

A medida que su economía crecía, el estado de ánimo cambió. En los últimos cinco años, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otros países, han hecho una enorme excepción con el programa nuclear de Nueva Delhi.

NUEVO MUNDO

Este es un nuevo mundo, muy diferente de aquel egocentrista estadounidense.

Obama ha sabido conservar e incluso aumentar la influencia de EEUU en el mundo, precisamente porque ha reconocido las nuevas fuerzas en el trabajo.

Ha viajado a las naciones emergentes y ha hablado de su crecimiento con admiración. Reemplazó el viejo club del oeste haciendo que el grupo de los 20 fuera el foro central para la toma de decisiones de los asuntos mundiales. Al hacer hincapié en las organizaciones multilaterales y la legitimidad internacional, obtuvo resultados. Fue la cooperación de China y Rusia lo que produjo sanciones más severas contra Irán. Fue la solicitud formal de la Liga Árabe en 2011 lo que hizo la intervención occidental de Libia indiscutible.

En general, Sr. Romney, usted ha ridiculizado este enfoque de la política exterior, argumentando que en su lugar ampliaría el ejército, actuaría unilateralmente y hablaría sin pedir disculpas. Eso podría atraer a los votantes de las primarias republicanas, pero el triunfalismo de los golpes en el pecho no lo ayudará a asegurar los intereses o ideales de EEUU en un mundo habitado por nuevos y poderosos jugadores. Después de todo, aunque llamemos Series Mundiales a nuestro campeonato de béisbol no quiere decir que en realidad lo sean.