Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Economía

Agroturismo se apodera de Capira

PANAMÁ. A orillas de la calle a la altura de la comunidad de Villa Rosario, en Capira, está ubicada la finca Agroturística y Refresquerí...

PANAMÁ. A orillas de la calle a la altura de la comunidad de Villa Rosario, en Capira, está ubicada la finca Agroturística y Refresquería Liu, donde el visitante tiene la oportunidad de observar las extensas plantaciones de la codiciada guayaba taiwanesa, los viveros de plantas nacionales y de frutas exóticas y degustar deliciosos refrescos naturales, frituras y asados.

La finca consta de ocho hectáreas cultivadas con guayaba taiwanesa, mango, aguacate, chirimoya taiwanesa, manzana de agua, limón persa, guinda y otros.

Actualmente, la finca tiene cultivadas unas dos hectáreas de guayaba con unos 1,200 árboles, que producen cosechas semanales de hasta 2 mil libras, que son comercializadas a nivel local.

La guayaba taiwanesa tiene la ventaja de que en Panamá se produce todo el año, debido a su clima, se basan en un sistema de plantones acodo que permite que en el término de seis meses ya se tenga el fruto.

Un aspecto interesante con este producto es que se puede cosechar todas las semanas, en verano un poco menos, pero se estima que un solo árbol, que tiene un período de vida de un año, puede dar alrededor de 70 a 100 libras anuales. Muchos productores en Capira han dejado la ganadería para dedicarse al cultivo de guayaba y les ha sido muy rentable.

PRECIOS

Sin lugar a dudas se trata de un producto gustado, que ha revolucionado el mercado panameño, en donde la fruta es vendida a $1 la libra, aunque existen supermercados en la capital en donde está a $1.50 y $1.75.

Existen muchas empresas europeas interesadas en este rubro, pero la demanda es muy alta, ya que se requieren unos 5 contenedores por mes y por el momento no alcanzan a llenar ni uno, porque en este caso la cosecha es semanal y no por zafra, como ocurre con otros productos.

La guayaba taiwanesa como la criolla es propensa al gusano, pero para ello los taiwaneses han introducido un sistema para proteger la planta, que consiste en colocarle un cartucho de papel blanco, que impide cualquier tipo de plagas.

Conscientes de que el agroturismo requiere de una serie de servicios para los visitantes, hay un lago artificial en el que han criado más de 30 mil tilapias, destacó el propietario del proyecto, Chao Tsun Liu. Poco a poco se ha convertido en la parada de muchos extranjeros y nacionales, además de guía para los productores y estudiantes que reciben explicaciones sobre el método de cultivo de estas frutas, donde se aprovecha el mínimo espacio para la siembra. Este novedoso sistema ha despertado el interés de muchos productores, ya que la inversión que se hace es recuperada en solo 6 meses.