30 de Sep de 2022

Economía

Opciones para la gente profesional

Al frente del Consejo Nacional de Viviendas (Convivienda), Elisa Suárez de Gómez es una autoridad en lo que se refiere al mercado inmobi...

Al frente del Consejo Nacional de Viviendas (Convivienda), Elisa Suárez de Gómez es una autoridad en lo que se refiere al mercado inmobiliario de Panamá. Aglutinados en ese grupo privado, diversas constructoras y empresas promotoras intentan mantener sellos de calidad y buenas prácticas empresariales.

Ante este esquema, Suárez de Goméz, como directora ejecutiva de Convivienda, procura no sólo buscar el bienestar de las compañías como miembros del sector privado, sino que fieles a sus promesas como gremio también orientan a los consumidores en temas de bienes raíces. Y es que en el negocio de ventas, la reputación siempre vale y el quedar bien con los clientes, se convierte en un pilar para atraer a más.

Con estos referentes, la ejecutiva dedicó unos minutos de su agenda para La Estrella para orientar a los consumidores de clase media profesional y alta.

CUANDO HABLAMOS DEL SEGMENTO DE CLASE MEDIA PROFESIONAL Y ALTA, ¿A QUIÉN NOS REFERIMOS Y EN QUÉ RANGO DE PRECIOS COMPRAN ESOS GRUPOS?

La clase media profesional y alta panameña es cliente preferentemente de casas que están por encima de los $250,000 y hasta un rango de $350,000 o un poco más. En ese segmento las ventas se han mantenido con una estabilización lenta, pero que ha permitido continuar con las construcciones que se habían iniciado hace dos o tres años. Es importante señalar que en esos niveles también estamos teniendo la compra de grupos del extranjero, tanto de Europa como de Suramérica, que inicialmente al momento de la crisis inmobiliaria, disminuyó sustancialmente en Panamá, pero que en estos momentos están dando muestra de una lenta, pero constante recuperación.

¿QUÉ OFERTAS HAY DISPONIBLES PARA LA CLASE MEDIA Y MEDIA ALTA EN PANAMÁ?

Al referirnos a los principales desarrollos para la clase media y media alta, los mismos están localizados en la ciudad de Panamá, principalmente en San Francisco, Avenida Balboa, Costa del Este y algunos sectores del área revertida.

Son proyectos en su gran mayoría con conceptos arquitectónicos novedosos, y que incluyen facilidades dentro de los mismos. También hemos visto mantenerse a buen ritmo de crecimiento los proyectos ubicados en playas, lo que ha ayudado a mantener los niveles óptimos de crecimiento en el sector.

¿QUÉ VENTAJAS OFRECE PANAMÁ PARA ESTE SEGMENTO DE COMPRADORES EN RELACIÓN CON LA REGIÓN?

La gran ventaja de comprar proyectos para la clase media profesional y alta en Panamá se encuentra, fundamentalmente, en las leyes que existen en nuestro país, como la Ley de Exoneración del Impuesto de Inmuebles, por períodos de hasta 20 años, un centro bancario internacional pujante, la Ley que le concede facilidades a los jubilados, e incluso, la Ley del Interés Preferencial, que en estos momentos se está cambiando, y la cual se extenderá hasta propiedades con un valor de $120,000.

Todo lo anterior nos hace un sitio atractivo para que en estos niveles los compradores internacionales también nos prefieran.

ESTOS CAMBIOS A LA LEY DE INTERÉS PREFERENCIAL... ¿SON NECESARIOS?

En mi concepto, el segmento de la clase media profesional, ha sido uno de los más golpeados, ya que la oferta inmobiliaria en ese segmento que compra propiedades hasta $150,000 aproximadamente, se había visto restringido en sus compras, ya que el interés preferencial, que en estos momentos llega hasta el rango de $80,000, implicaba que compras por encima de ese valor se enfrentaban a mensualidades de pago que se incrementaban sustancialmente una vez pasado ese valor.

En otras palabras, una casa de $81,000 paga una letra de $96 más que una que está beneficiada con el interés preferencial. Si pensamos en una casa cuyo valor sea de $90,000, el incremento podía llegar hasta $200.

Con esa consideración, muchos clientes de clase media profesional, se quedaban comprando viviendas de $80,000 o, simplemente no compraban nada. Eso ocasionó a la vez, que la oferta en rangos superiores a $80,000 disminuyera, dejando a nuestros jóvenes profesionales con muchas menos alternativas para elegir en el mercado.

¿EN QUÉ FASE ESTARÍA ESTA PROPUESTA DE CAMBIOS A LA LEY DE INTERÉS PREFERENCIAL?

En estos momentos, y gracias a las gestiones realizas por los gremios de la industria de la construcción, y el apoyo del Gobierno Nacional, se ha logrado consensuar un proyecto de Ley para el incremento del interés preferencial hasta $120,000, que permitirá a nuestros profesionales, que pagan impuestos, y que no tenían acceso a mejores ofertas inmobiliarias, contar con un inventario mucho mayor al momento de la decisión de compra.

Esa Ley en estos momentos ha sido aprobada en primer debate de la Asamblea, pero se necesita que a la brevedad del caso sea aprobada en debates subsiguientes.

Estamos seguros que beneficiará a una gran cantidad de panameños, e impulsará la construcción de muchos más proyectos habitacionales en esos rangos.